Diario líquido. El increíble 2014.

Soñé que escribía un libro titulado Diario Líquido.

Es el último día del año 2014. Inevitablemente hacemos balance del año transcurrido. En mi caso y, para recordar mejor, he buscado los primeros post del año. He escrito menos de 50, bastantes menos que otros años. Hay menos artículos de opinión y mas sobre eventos a los que he asistido o he organizado. O bien se van agotando los temas o bien, lo más probable, soy un poco más vago.

ByexzXjCAAAbPp5.jpg-large

El año empezó genial, con las magníficas catas de Enofusión. Marcaron un nivel muy alto difícil de superar. Cogí un avión y me fui a Angers. Durante 5 días Angers es el centro del mundo vinitícola. De vuelta alquilé un coche y me di una vuelta por Borgoña. En marzo estaba en Barcelona, pasándolo en grande. El Concurso de Cata por Parejas de Quim Vila es el primer evento de una semana loca, con Alimentaria como referente y degustaciones extraordinarias como la organizada por Juve & Camps y Primeras Marcas bajo el título Magnificat. Bailé como un loco en la fiesta de vinos más divertida, La fiesta de la floración en la Sierra de Gredos y acabé en Jerez probando vinos en Vinoble. Visité Ca N´Estruc, una de mis bodegas favoritas, y el post escrito sobre mi visita fue seleccionado para la final como uno de los mejores post escrito sobre un vino catalán. Acudí a la entrega de premios y durante dos días nos invitaron a visitar bodegas y nos trataron con una amabilidad difícil de expresar. Aquí nació el Diario Líquido. Después me fui a Italia con la intención de comprobar si la ruta de peregrinación a Roma es en realidad un camino de vinos. De vuelta me interesé por los vinos naturales, acudí al Salón de los Mejores Vinos de España de la Guía Peñin y acudí como invitado a la Seminci en la nueva sección “Sesiones de vino y cine”.

Durante el año he seguido con las catas en el Museo. Es la actividad que más me divierte. Con dos amigos empezamos un nuevo proyecto con el pretencioso nombre de “Club Jóvenes Talentos” mezcla arte y vino. En abril acudimos a la semifinal de Nariz de Oro quedando muy bien clasificados y pasando a la gran final. La final, desarrollada en Madrid, nos dejo una de las mejores catas del año con los cavas de Gramona. Colaborando con unos amigos, buscamos la experiencia sensorial completa en el CAB, museo de arte contemporáneo, mezclando arte, comida, música y vino. En Santiago de Compostela, este mes de diciembre, estuve en la Final de Mejor Sumiller de España. Dos días disfrutando de la amabilidad gallega rodeado de amigos.IMG_0767

En fin, ese ha sido mi año. La mayoría de mis peripecias están narradas en el blog. Sin embargo falta lo más importante. Este post estaría incompleto y resultaría engañoso sin una mención a las personas que lo han hecho posible, los amigos y compañeros consolidados o encontrados en este año frenético.

Gracias a todos por acompañarme, por invitarme a los eventos organizados por vosotros, por dar sentido a todo esto que hacemos. Gracias por compartir conmigo vuestras opiniones, por dejarme participar en vuestros sueños, por hacerme reír y cuidar de mi.

Y sobre todo gracias a ustedes, por darme parte de su tiempo y leer lo que escribo.

Solo me queda felicitarles el año nuevo. Os deseo lo mejor a todos, amigos.
TERROARISTA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *