Pago de Ina y Portia

Dos bodegas nos presentaron sus vinos:

Pago de Ina

Sara Cabanas es la propietaria , directora, sumiller, relaciones públicas… y más. La Bodega Pago de Ina se encuentra  en Olivares del Duero, Valladolid. Trabajan con 3 o 4 viticultores de confianza de la zona de Burgos, básicamente de Sotillo de la Ribera y Roa. Las cepas tienen  entre 30 y 50 años. La producción es de unas 40.000 botellas.

Es una bodega joven y pretende ser una bodega del siglo XXI. La filosofía motora del proyecto es la de elaborar un vino diferente combinando las prácticas tradicionales con las tecnologías más modernas.

Pluviometría baja 450 mm/año, invierno fríos y veranos secos con acusadas oscilaciones térmicas durante las estaciones hacen en gran medida la calidad de la vid en Ribera del Duero. 100% Tempranillo, viñas de más de 30 años, bajas producciones, mezcla de diferentes suelos de entre 600 y 800 metros de altura, selección de racimos en campo, vendimiado a mano y en cajas deentre 12 y 15 kg.

Selección de racimos en la mesa de selección, despalillado, uva entera sin estrujar, inertización de depósitos, encubado a baja temperatura, control de la fermentación a 24ºC, suelo radiante para el control de la temperatura, control de la humedad, remontados por gravedad , maceraciones cortas y fermentación maloláctica en barrica.

La crianza es de 12-14 meses, según la añada, en barricas de roble francés nuevas excepto un 15% que es de 2º año. Hasta el momento se han realizado 3 añadas. Nos diponemos a probar el 2008 y el 2009.

Pago de Ina 2008:

El año 2008 fue un año complicado, bastante templado. 100% tempranillo. El color es intenso y juvenil, brillante y de ribete azulado. Un tanto inexpresivo al principio, debemos esperara a que se oxigene. Suele ocurrir con los vinos de tempranillo. Presenta más aromas de crianza que de fruta, pan tostado y especias, y la fruta se desarrolla hacia frutos negros y ciruelas. De tacto agradable, presenta buen cuerpo, buen paso de boca y un posgusto medio. La acidez equilibra un vino redondo y agradable, complejo , con cierto amargor final.

Pago de Ina 2009:

Añada excelente en la Ribera, tanto para vinos jóvenes como de guarda. Año caluroso, 100% tempranillo, 14 meses en barrica de roble francés. Color precioso, muy azulado y brillante. Muy expresivo en nariz, hay que esperar para evaluarlo. Siempre un poco cerrado al principio desarrolla aromas florales y frutales, notas lácticas, especias, tinta china y la presencia de la nota terrosa propia de estos vinos. En boca tiene peso de fruta, tacto sedoso, buen paso de boca, posgusto largo y frutal, con presencia de café y una cremosidad que cubre la boca. Complejo, elegante e intenso es un gran vino.

Bodegas Portia:

El grupo Faustino es uno de los más antiguos de España. Fundado en 1861, hace más de 150 años.

Portia es el proyecto del grupo en la Ribera del Duero. El nombre no responde al azar. Es la 7º bodega del grupo. Portia es el 7º satélite de Urano, el 7º planeta del sistema solar. Todas las botellas llevan troquelada una luna en las etiquetas haciendo referencia al origen del nombre. La bodega, de la que ya hemos hablado en este blog en el post  Norman Foster y Bodegas Portia, ha sido realizada por Norman Foster. Los trabajadores nunca olvidan que elaboran vinos dentro de una obra de arte. Es una bodega abierta, moderna, que programa exposiciones de pintura , fotografía, escultura…

Es la más visitada de la Ribera del Duero. Hay que destacar que la ubicación tampoco responde al azar sino que es un ejercicio de coherencia. Mas del 70% de las uvas calificadas por la denominación Ribera del Duero proceden de Burgos. Instalarse en la zona de producción en vez de en una zona más famosa que probablemente hubiera ayudado a vender los vinos es un regalo que el Grupo Faustino ha hecho a la provincia de Burgos.

Sin embargo, el proyecto de elaborar vinos en la Ribera del Duero es bastante anterior a la aparición de la primera añada y de la construcción de la bodega. Se empezaron a comprar viñedos en 1991 en la zona de Gumiel. En la actualidad poseen 160 hectáreas de viñedo en un radio de 30 kilometros alrededor de la bodega, en espaldera y con posibilidad de riego. La primera añada salió al mercado en 2003 y fue elaborada en una bodega del grupo en Aranda.

Desde el principio han tenido al mismo enólogo Raul Quemada. El fue el encargado de presentarnos sus vinos.

Los vinos:

Inevitablemente, el vino elaborado responde a la filosofía del elaborador y parte de su carácter queda impreso en él. La suerte de trabajar en una bodega como Portia es la posibilidad de contar con todos los recursos. Con  buena materia prima procedente de viñedos propios totalmente controlados y la mejor tecnología viene el planteamiento de lo que se quiere hacer. Una vez mas, la filosofía es hacer un vino diferente.

Portia Roble 2011. Tempranillo 100%, 4 meses en barrica, 70-80% nueva de roble americano el resto en barrica francesa de 2º año. Producción, 400.000 botellas.

El origen riojano de Raúl le planteó la posibilidad de hacer un vino con poca madera, fácil de beber y que fuera lo más aromático y frutal posible. Vino potente en nariz y un tanto más sencillo en boca está diseñado para tomar de chateo o con aperitivos. Redondo y frutal, es un vino para consumir en el año.

Portia crianza 2009: 100% tempranillo , 9 meses en barrica de roble francés nueva y de 2º año y 4 meses en barrica americana nueva o de segundo año.

Nariz compleja, marcada por la madera y la fruta negra. Elegante, con peso defruta y tacto aterciopelado. Muy sabroso, buena acidez , posgusto largo y torrefacto. Vino equilibrado y con un futuro brillante. Un ribera clásico y juvenil.

Portia Prima 2010: 100% tempranillo , vendimia manual y doble selección de uva en viñedo y en bodega procedente de un viñedo viejo de Gumiel. Fermentación maloláctica en barrica y un crianza posterior de 16 meses en otra barrica nueva de roble francés, tostado medio casi todo, alguna de tostado medio plus. Afinado de 4 o 5 meses en botella. Producción, 30.000 botellas.

Vino precioso de aspecto, azulado y brillante. Complejo, con todo lo bueno que un vino de calidad debe tener. Fruta madura, especias algo menos dulces, pimienta y nuez mostada, cremoso, profundo, mineral. Mucho cuerpo, con una poderosa u elegante sensación tactil producto de las uvas muy maduras y aporte extra de taninos de la barrica. Perfecto paso de boca, redondo, frutal y especiado. Intenso y fragante. Un gran vino.

Destacaría lo atractivo del precio del Portia Prima, bastante barato para la calidad que atesora.

Tanto el Pago de Ina 2009 como el Portia Prima 2010 entrarían en lo que hemos denominado vinos de autor. Vinos que reflejan el carácter de la tierra de la que proceden y una visión del elaborador. Pago de Ina intenta provocar diálogo, ilusión, amistad, amor y deseo. Portia Prima dar algo diferente y único.

Como curiosidad contar que ambas bodegas aparecieron juntas en un documental. Pago de Ina como bodega pequeña, Portia como bodega grande. Pueden producir 1 millón de botellas, ni una más. Nunca va a poder ampliar la bodega.

Terroarista

  • Fue un placer compartir cata con vosotros y con Sara, la verdad es que nos sentimos entre amigos. Admirable vuestra pasión por el vino.