XIV Salón Guia Peñín de los mejores vinos de España

“A un salón de vinos de este nivel se viene a disfrutar, no a aprender”. Esto es lo que les digo a los compañeros que visitan por primera vez el Salón de los Grandes vinos de España de la Guía Peñín.

Primero los (abrumadores) datos.

  • Se han catado más de 10.000 vinos de 2137 bodegas de 135 zonas elaboradoras (denominaciones de origen, Vinos de la Tierra, Vinos de Pago, Vinos de Calidad y Vinos de Mesa).
  • Un 32 % de los vinos supera el umbral de los 90 puntos (3.328 vinos) y hay 176 vinos con 95 puntos o más. Además, un 24,5% (2.511 vinos) tienen la mejor relación calidad-precio, reflejada en la guía con el símbolo de las 5 estrellas.
  • El vino más barato de a guía cuesta 1 € y el más caro 990.
  • La Denominación de Origen con más vinos catados es DO Ca. Rioja, con 1.321 vinos catados, seguida de Ribera del Duero con 755 referencias y Cava con 719.
  • La nota media de los vinos evaluados por la guía es de 87,8, exactamente igual a la del año pasado aunque habría que señalar un mayor número de referencias por encima de 90 puntos (3.328 este año contra 3.064 en 2012) y un menor número de referencias por debajo de 80 puntos ( 129 este año contra 378 en 2011).
  • Las uvas más presentes en la guía son:
    • tintas: tempranillo, garnacha y cabernet sauvignon.
    • blancas: verdejo, chardonnay y xarel-lo.

La cantidad de referencias catadas, el rigor de la metodología empleada y la profesionalidad adquirida en tantos años de trabajo convierten a la Guía Peñín en la publicación especializada mas influyente de España y en el estudio más completo sobre el estado del vino español, tanto en calidad como en producción.

Una vez hecho el trabajo duro, vayamos a disfrutar.

El Salón

El emplazamiento elegido este año ha sido un acierto, El Museo del Ferrocarril. El salón se desarrollo en la nave central, una amplia estación ferroviaria con un andén central y dos andenes laterales cubierta por una marquesina inspirada en la de Henri de Dion. Entre los andenes, en las vías, se encuentran los trenes antiguos en perfecto estado. Rodeados de locomotoras de vapor, eléctricas y diesel, vagones de siglos pasados y otras piezas menores típicas de las viejas estaciones pudimos degustar cómodamente de los vinos. A los largo de los andenes se ubicaban las mesas donde las bodegas presentaban sus vinos. Las vidrieras laterales proporcionan una gran luminosidad lo que permitía resaltar los colores de los vinos. No se sentía calor ni sensación de aglomeración, y eramos muchos los que habíamos asistido al salón.

Como habituales del Salón, este es el 4º año que vamos, hemos desarrollado unas pautas de actuación para probar la mayor cantidad de vinos de una forma racional. La gran queja que tenemos todos los que asistimos es que solo dura un día, y no da tiempo a nada.

La mejor hora para catar es por la mañana. Hay que madrugar un poco e intentar desayunar 2 horas antes de empezar a catar. El café, la pasta dentífrica, la colonia, cosméticos muy aromáticos, etc. interfieren notablemente en la cata. Después de comer seguimos catando, pero el paladar y el cuerpo están cansados, hay más gente e incluso hay una fatiga mental. Hay un número máximo de vinos que se pueden catar en condiciones óptimas, y no son tantos.

Como he dicho antes, a este salón se viene a disfrutar. En años anteriores intentamos catar todo y es imposible, por lo cual se impone una selección de vinos. Cada año intentamos catar los mismos y extraer conclusiones. Vinos que por su dificultad para encontrarlos o, simplemente, no puedes permitirte habitualmente, son el objetivo de nuestra búsqueda.

Además: ¿en qué otra circunstancia puedes probar vinos de tan alto nivel, seguidos, y te permita comparar?. Algunos de los vinos que probamos son excepcionales, lo son cuando los probamos solos y lo son cuando los comparamos con los más grandes. Otros muestran sus debilidades precisamente en estos momentos, cuando les pones a prueba con otros vinos.

Caté 40 vinos en condiciones óptimas y otros 30 en condiciones menos óptimas.

Comenté casi cada vino con personas de mi confianza. En casi todos estuvimos de acuerdo, al menos en los que nos gustaron más. Con mi impresión personal y las opiniones de mis acompañantes llegamos a…

Mis conclusiones.

En el Salón estaban representadas más de 150 bodegas en 122 mesas. Con una media de dos o tres vinos por mesa es obvio que hay muchos vinos que no pudimos probar. Advirtiendo de ante mano la injusticia que vamos a cometer con alguno de nuestros vinos favoritos los que mas nos gustaron fueron:

  • Los parcelarios de Artadi.

Vinos absolutamente mágicos. Todos los años consiguen elegancia, sinceridad y complejidad sin estridencias. El Carretil y Viña El Pisón son gigantes. Magníficos.

  • Bodegas Rafael Palacios.

Su trabajo pone a la uva godello como la gran uva blanca de España. Los tres vinos que elabora son de una calidad excepcional. El Sorte O Soro 2011 es un vino mágico.

  • Viñedos de Páganos.

El Puntido 2009. Uno de nuestros favoritos de siempre. Esta añada es espectacular.

  • Bodegas Hermanos Sastre.

Pesus 2010 es un icono y representa la máxima calidad y expresión en los vinos de Ribera del Duero.

  • Finca Allende

Sorprende la gran calidad de los vinos año tras año. Aurus 2010 es magnífico, elegante, directo y complejo. Calvario 2010 es emocional, menos directo y más sensual.

  • Bodegas Contador.

La Cueva de Contador 2011. Su aparente sencillez se transforma en elegancia y ensueño gracias a una acidez fantástica. Inolvidable.

  • Bodegas Valdesil.

Godello de Valdeorras. Valdesil es un gran vino blanco, sedoso y potente, a la espera de ensamblar en botella. El Pezas da Portela es un vino sorprendente, mineral, profundo, que te ancla a la tierra y te traslada a montes brumosos. Super.

  • Portal del Priorat.

Tros de Clos y el Somni 2010 son vinos embriagadores, sabrosos, plenos.

  • Bodegas Ordóñez & Co.

Un año más se presentan los vinos dulces moscatel de la Axarquía Malagueña de Jorge Ordóñez como los mejores vinos dulces que hemos probado. Fantásticos, no dejan a nadie indiferente. Me gustó más el nº2 que el nº3. Los dos son una experiencia sensorial completa.

Las sorpresas y los descubrimientos:
  • Pago de los Capellanes.

Finca el Nogal 2009. Fresco y elegante es singular, busca más la sutilidad que la intensidad. El referente del futuro de los vinos de Ribera del Duero que busquen más las sensaciones que la estructura.

  • Dominio del Urogallo.

Nos fascinan los vinos producidos en Cangas de Narcea por esta bodega. Cultivo respetuoso con variedades ancestrales. Pesico 2011, de uva albarín.

  • Bodegas Gómez Cruzado.

El Confín 2010 de la d.o. Arlanza. Recuperación de viñas muy viejas en altitud, más de 1000 metros, con todas las variedades que se encuentran en las viñas. Primer vino de esta d.o. que posee un gran potencial de elaboración de vinos de calidad.

  • Josep Mª Raventós i Blanc.

Raventós i Blanc Gran Reserva Personal M.R.N. de 1998, 1999 y 2000. Fantásticos cavas de larguísima crianza degollados expresamente para el salón. Indescriptibles, me faltan elementos de comparación.

  • Proyecto Uvas Felices.

L´Equilibrista2011 blanco, variedad xarel-lo de la bodega Ca N´Estruc, d.o. Catalunya. Sorprendente y equilibrado expresa el buen trabajo de elaboración y su origen. Un gran descubrimiento.

  • Ronsel do Sil

Alpendre 2011, variedad merenzao, d.o. Ribeira Sacra. Los excepcionales vinos de esta región están dignamente representados por estos vinos aparentemente frágiles pero tan sorprendentes.

De los vinos que no aparecen en este post algúnos se nos han olvidado, otros nos han decepcionado y los más no los pudimos probar. Muchisimas gracias a la organización por eventos como estos, donde los profesionales podemos juntarnos y compartir opiniones.

Un años más, enhorabuena. Muy buen trabajo. ¿Ya hemos dado las gracias?. Gracias!!. No queremos que nos olvidéis para próximos eventos.

Terroarista