El mostrador de Vila Viniteca

El pasado 27 de mayo Quim Vila abrió una sucursal de Vila Viniteca en Madrid. El nuevo espacio está pensado como punto de encuentro para los amantes del vino, donde se realizarán catas y degustaciones de la mano de los viticultores y enólogos mas reputados.

El nombre de la tienda es “El Mostrador de Vila Vinateca” y se ubica en la calle General Díaz Porlier nº 45 esquina con Don Ramón de la Cruz.

Su función es la venta especializada de vino tanto al consumidor final como al canal Horeca (hoteles, restaurantes, cafeterías). La impresionante oferta y sobre todo la amabilidad y preparación del personal convertirán en poco tiempo esta tienda en un lugar de referencia para todo amante del vino en Madrid y alrededores.

La inauguración, exclusiva para clientes profesionales, transcurrió por el grado de excelencia habitual al que nos tiene acostumbrado Quim Vila. Desde las 10 de la mañana hasta las 9 de la noche pudimos disfrutar de una extensa y cuidada elección de vinos de la amplia oferta del catálogo de Vila Vinateca. Vinos blancos y tintos, algunos de ellos con burbujas, otros dulces, tanto españoles como extranjeros, estuvieron abiertos todo el día para ser catados en cualquier momento. Los responsables de la tienda te acompañaban en la cata y te iban explicando cada vino. Dos cortadores de jamón nos dieron plato tras plato de jamón a lo largo del día. El jamón era ibérico y de una calidad excepcional.

Solo con lo que les acabo de contar habría sido una día excepcional. Poder probar cerca de 200 vinos acompañados de personas competentes que conocen su trabajo y te explican cada pequeño detalle aúna diversión con nuestras ganas de aprender.

La excelencia se alcanza en muy pocas ocasiones y siempre realizando algo diferente y mejor. Eso ocurrió cada hora en punto. Cada hora, desde las 11.00 de la mañana y hasta las 8.00 de la tarde, se descorcharon botellas de vino consideradas unánimemente como grandes del mundo. Estas fueron las botellas que tuvimos la suerte de disfrutar:

  • 11.00h Champagne Salon Blanc de Blanc 1999 (Magnum). Champagne
  • 12.00h Roberto Voerzio Barolo Sarmassa 2007 (Magnum). Piemonte
  • 13.00h Shafer Hillside Select Cabernet Sauvignon 2001. Napa Valley
  • 14.00h Clos Erasmus 2010. Priorat
  • 15.00h Clos de Tart Grand Cru 2007 (3 L). Côte de Nuits
  • 16.00h Niepoort Colheita 1937. Porto
  • 17.00h Château Le Pin 2006. Pomerol
  • 18.00h Château Dereszla Eszencia 2000. Tokaji
  • 19.00h Pingus 2005 (3 L). Ribera del Duero
  • 20.00h Château de Laubade 1948. Armagnac

Si, el lunes pasado desayune sin diamantes pero con burbujas, paseé por Alba y por Napa, encontré la perfección en Borgoña, viajé al pasado de Oporto, sentí las hojas húmedas y el viento del atlántico de Burdeos y soñé despierto al no comprender la intensidad sútil de la esencia de Tokaji. Pasaron más cosas difíciles de describir con palabras y que acaban con esta especie de lírica cursi que tanto odiamos (al menos yo).

Al día siguiente me encontré con un bodeguero que trabaja con Quim Vila y con quien había coincidido en la presentación. Me pregunto si había llegado a probar el Eszencia. Añadió:
“cuando lo pruebas sientes todos los tokajis a la vez, pero a la vez es diferente. Si lo pruebas una vez no se te olvida nunca”. Pues eso, una experiencia inolvidable.

Gracias Quim. Y muchas gracias a todos tus colaboradores

Terroarista