Robert Parker predice el futuro.

Traducción de un artículo de Robert Parker y un comentario (o dos).

Robert Parker, el más famoso gurú de vinos del mundo, realiza 12 predicciones sobre cambios sísmicos que van a influir en nuestra forma de comprar, vender y cuanto vamos a pagar por beber vino.

Demasiado a menudo, las predicciones se publican descuidadamente en una lista puesto que nadie suele recordarlas después de 10 años, sobre todo si no eran correctas. ¿ Quién va a llamar al autor de las predicciones 10 años más tarde para comparar en que estaba acertado y en que no?. Sin embargo, la importancia de las predicciones de personas tan reputadas y conocedoras en la materia, como es el caso de Parker, no son tanto en si serán ciertas en un período de tiempo más o menos largo, sino por que nos dan una idea de las tendencias de hacia donde se dirigen las cosas.

Las predicciones:
  1. Revolución en la forma de distribución.: Predigo un total colapso en el complejo sistema de distribución de tres niveles en los EEUU. Los vinos extranjeros han de ser importados por un importador que vende a los mayoristas que venden a las tiendas o restaurantes. Los vinos producidos en el país son vendidos a un distribuidor que posteriormente vende a los minoristas. Este ineficiente sistema aumenta los costes para el consumidor final. Este restrictivo modelo, ideado por las todopoderosas empresas de licores y vinos, está dramáticamente condenado a desaparecer. La razón, la venta por internet. Los pequeños productores vendiendo directamente a los minoristas y al cliente final.
  2. Las paginas web sobre vinos serán la corriente principal de conocimiento de vino.
    Tablones de anuncios en internet, paginas web tutorizadas por chiflados del vino y/o dirigidas como estados artísticos sobre el vino diseminarán de forma instantánea información sobre nuevos productos y nuevos vinos. Actualmente, la mayor parte del ciberespacio es usada por adictos a internet cuyas webs serán, en 10 años las creadoras de tendencias. Mucho más democrática y con un gran número de expertos, prescriptores, especialistas y entusiastas hablarán de vinos y sustituirán a la actual prensa especializada.
  3. Empezarán guerras mundiales de demanda de vinos top.
    La competencia por los más grandes vinos del mundo aumentará espectacularmente. Los vinos de producciones reducidas aumentarán espectacularmente de precio y serán más difíciles de obtener. El floreciente interés por los mejores vinos en Asia, Sudamerica y América Central , el Este de Europa y Rusia harán que este fenómeno vaya a peor. Independientemente de el precio que tengan hoy estos vinos de pequeñas producciones no son ni una fracción de lo que van a valer en 10 años. Es simple, el número de estos maravillosos vinos es finita, la demanda será al menos 10 veces mayor a la actual.
  4. Francia va a sentir el apretón.
    La globalización en el mundo del vino trae muchas noticias para el país que históricamente elabora los mejores vinos, casi todas malas. El 5% de los vinos verá incrementar su precio de forma astronómica mientras que el resto perderán competitividad debido a su obsesión por la tradición lo que conducirá al colapso de muchos elaboradores.
  5. La desaparición del corcho.
    Para 2015 sólo un pequeño porcentaje de vinos usará corcho. La industria del corcho no ha investigado suficientemente para evitar el sabor a corcho que arruina casi el 10 % de los vinos. El sistema de rosca será el mas usado para los vinos que deban consumirse antes de 3 0 4 años, el 95 % del consumo de vino. La excepción serán los vinos de guarda de más de 10 años.
  6. España va a ser la estrella.
    Una mirada sobre España nos muestra su crecimiento. Hoy emerge como líder en creatividad y calidad, combinando las mejores características de la elaboración tradicional con una moderna y progresista filosofía en la elaboración de vino. España, dejando atrás un largo período de cooperativas en las que se prefería cantidad a calidad, ha empezado a darse cuenta de que posee un gran número de cepas viejas con unas posibilidades ilimitadas. Los elaboradores españoles no están atrapados ni por la historia ni obsesionados por mantener el estatus que paraliza y frustra a una gran parte de productores franceses. Para 2015, estas regiones que tradicionalmente han producido los mejores vinos de España, hablo de Rioja y Ribera del Duero, habrán asumido su segundo lugar detrás de las zonas emergentes como Toro, Jumilla y Priorato.

Electrizante, ¿verdad?. Los blogueros seremos blogurus, nuestro país encontrará una salida para su producto estrella y seremos líderes gracias a nuestra creatividad, falta de complejos y gran trabajo y lo mejor de todo, los franceses morderán el polvo. El cambio, internet. Más agilidad en la distribución, en la obtención de información de calidad y mejor acceso a la compra.

Por encima de todo, la guerra mundial por la obtención de productos inalcanzables, objetos de culto solo para los privilegiados del sistema. En España, Ribera del Duero y Rioja dejaran su lugar de privilegio para aceptar que están por detrás de otras zonas de producción.

Bueno, espero que sigan leyendo después de darles un dato importante que les he escamoteado. El artículo se publicó por primera vez en octubre de 2004. Lo sientooo….

Es una pena. O quizá no tanto. Casi hemos esperado los 10 años que decía al principio del artículo y podemos evaluar el alcance de sus predicciones.

  • El sistema de distribución no ha cambiado mucho y todo parece indicar que no va a cambiar. La venta de vinos por internet está ahora mismo estancada y en caso de que no se invente algo nuevo, está en su techo. La necesidad de la venta al detalle en la cual el cliente compra un vino para beber esa misma noche parece difícil de sustituir. El consejo personal del vendedor de las tiendas especializadas y las ofertas de las grandes superficies parecen inabordables. Este tema daría para un solo artículo, solo añadir que el vino necesita un cuidado y un transporte que no requieren otros objetos lo cual dificulta aun mas la entrada de empresas.
  • El corcho no ha desaparecido y a corto plazo no va a desaparecer. Resulta increíble que los bodegueros acepten que entre el 2 y el 8% de su mercancía se estropee por que el corcho esta infectado. Sería importante un esfuerzo mayor por parte de la industria corchera en intentar paliar este enorme fallo. Al fin y al cabo, España es el segundo productor de corcho después de Portugal y mantener el alcornocal trabajando rentablemente asegura puestos de trabajo y el mantenimiento de un ecosistema único en nuestra biosfera.
  • España no es la estrella o no por lo menos para Parker. Estos son los vinos que han conseguido los famosos 100 puntos.
    • Viña el Pisón 2004, de Bodegas Artadi.
    • Contador 2004 y Contador 2005, de Bodegas Benjamín Romeo.
    • Remírez de Ganuza Gran Reserva 2004, de Remírez de Ganuza.
    • Termanthia 2004, de Numanthia Termes.
    • Pingus 2004, de Dominio de Pingus.
    • Clos Erasmus 2004 y Clos Erasmus 2005, de Clos i Terrases.

Todos son del año 2004 y dos del 2005. Después, el silencio. En su libro “Los Mejores Viñedos y Bodegas del Mundo, una perspectiva moderna”, publicado en 2005, España ocupa 15 páginas de las 708 de las que se compone el libro, no solo muy por detrás de las 350 de Francia o las 90 de Italia sino por detrás de Alemania, 27, Austria, 17, o Australia, 32.

  • De hecho, los franceses no muerden el polvo. Siguen siendo los más revolucionarios, los más competitivos y los más elegantes (lo mismo se puede decir de sus vinos). Parece que la vuelta a la tierra, el cultivo ecológico y la apuesta por la calidad dan buenos resultados.
  • La guerra mundial ha comenzado. El segmento de lujo no solo no se ha visto influido por la crisis a la baja, muy al contrario los vinos de gama muy alta, los tops mundiales, han subido vertiginosamente de precio. Los ricos son muy ricos.
  • Las paginas webs especializadas, los blogueros entusiastas, los chalados de internet y la gente seria serán (todavía en futuro) los creadores de tendencias y sustituirán a la prensa especializada. De eso no hay ninguna duda(eso creo).

Terroarista

  • Rafa Tobar

    Simplemente genial….como decía El Gatopardo….todo debe cambiar…para que todo siga igual…

  • Antonio Arce

    NO considero que los vinos españoles no tengan buena puntuación para Parker. Para NADA!
    Los vinos de 100 puntos son algo impensable para los mortales. Es decir 650€ por una botella de vino (que es lo que vale el Pingus) quién puede permitírselo? Hay muchísimas referencias españolas con 90-96 puntos extraordinarios y baratísimos. Un ejemplo lo tenemos en la web de la selección del sumiller donde se puede ver que vinos de 5€ con más de 90 puntos… Saludos!

  • Interesante y curioso. Los Gurus tambien se equivocan, por algo yo personalmente no creo en ellos como tal (no quito que sepan mucho pero de ahi a saber el futuro en plan adivino….va mucho).
    Y espero y deseo que el último punto sea cierto y luchemos porque así sea ;)
    Un saludo.

    Virginia