Vinos del Pays Nantais, Bajo Loira. La variedad Muscadet entra en escena.

Le jus de la vigne clarifie l’esprit et l’entendement, apaise l’ire (la colère),
chasse la tristesse et donne joie et liesse“. François Rabelais, autor de Gargantua y Pantagruel. El zumo de la uva aclara el espíritu y el entendimiento, aplaca la ira, caza la tristeza y da jubilosa alegría”.

Este año he visitado dos veces la región del Loira; la primera en mi viaje anual a Angers, a los salones de vinos biodinámicos y naturales. Las ferias tienen lugar el primer fin de semana de febrero. Nos gusta llegar el día antes para poder pasear por las neblinosas calles de la vieja ciudad por la noche, cuando ya no hay nadie, buscando un bar de vinos. Si vienen, no deberían perdérselo, no olviden meter ropa de abrigo en la maleta. Hace frío. Yo he visto nevar casi todos los años.

La segunda fue en abril, en un viaje organizado por Vins du Val de la Loire para periodistas y escritores de vino. Visitamos los castillos, los famosos Châteaux del Loira, catamos vinos y asistimos a clases realmente magistrales. El clima era suave y dulce, muy agradable, aunque por la noche es necesario tener algo de ropa de abrigo. La temperatura baja bastante al anochecer. El último día nos homenajearon con un espectáculo de luz y sonido en el castillo de Blois. Las paredes, iluminadas mágicamente, contaban la historia de guerras, fuego, sangre y gloria del edificio y de Francia. La bajada de temperatura obligó a unos cuantos a irse para casa, no iban preparado. Yo soy de Cold Town, siempre llevo ropa de abrigo.

El clima en el Valle del Loira.

La región del Loira es una de las regiones más al norte de Francia, encontrándose solo más al norte Champagne y parte de Alsacia. El clima por lo tanto es bastante frío, con grandes diferencias a lo largo del gran río. La parte del Alto Loira es continental, con veranos cálidos e inviernos muy fríos, con grandes riesgos de heladas primaverales. Las precipitaciones medias anuales son altas, unos 850 litros, debido a la influencia oceánica. Las horas de insolación son elevadas, llegando a las 2000 por año.

Según nos desplazamos hacia el oeste se abre el gran valle del Loira. El clima es de transición entre continental y oceánico. La baja altitud y la influencia combinada del océano y del río dan un clima algo más cálido de lo que cabría esperar. Cerca del río, en las zonas más bajas, el clima es tan poco riguroso que se le llama “douceur angeveni”, el dulce clima de Angers. La Touraine es conocida como El Jardín de Francia. Existe un gran contraste térmico entre le día y la noche.

En la parte del Bajo Loira es plenamente oceánico, con inviernos moderados (5º de media) y veranos también moderados (18º grados de media). Frecuentes lluvias en primavera y otoño.

Lo más destacado del clima es el efecto moderador de la temperatura del río. El terreno más cercano al río disfruta de una temperatura unos grados más que los terrenos más alejados, un gran beneficio para la maduración de las uvas en un territorio frío. El gran río refleja el sol, siendo otro factor importante para la perfecta maduración. Las viñas siguen todo el valle rodeando al río principal y a todos sus afluentes. Otro factor a tener en cuenta son las brumas producidas por en el encuentro entre el Loira y alguno de sus afluentes. La niebla favorece la dispersión del hongo que provoca la botritis, creando las condiciones ideales para la elaboración de vinos dulces.

EL bajo Loira, Le Pays Nantais.

La mayoría de las viñas se encuentran a orillas del río Loira o de alguno de sus afluentes, en especial los ríos Sèvre y Maine. El océano Atlántico está muy próximo (entre 10 y 96 km) hacia el oeste. Los suelos están compuestos de rocas procedentes del enfriamiento del magma (origen volcánico) y metamórficas del macizo Armoricain (rocas en capas, resultado de la compresión de rocas preexistentes a través de la presión y el calor). En la superficie encontramos gneis (roca metamórfica compuesta por los mismos minerales que el granito) principalmente de esquistos de mica (mica en capas), rocas verdes y granito.

Existen tres variedades principales:

Melon de Bourgogne o Melon o Muscadet. Variedad principal de la región, tanto en cantidad como en calidad. La encontramos en todo el territorio. Originaria de Borgoña. Da un vino fresco y ligero, muy conocido y consumido en Francia. Los vinos criados sobre sus lías ganan en longevidad y complejidad.

Folle Blanche. Variedad conocida por ser una de las principales uvas para elaborar vino para destilar Cognac y Armagnac. Variedad bastante neutra, solo se encuentra en la AOC Gros Plant de Pays Nantais.

Pinot Gris: en bastante menor proporción, utilizada para ensamblajes.

Las AOCs de Pays Nantais.

AOC Muscadet: es la apelación más grande en extensión del Valle del Loira. Todos los vinos son secos y elaborados con la variedad principal, la Muscadet. Es un vino sencillo, fresco y muy frutal.

AOC Muscadet de Sèvre et Maine: entre el 70 y el 80% de los vinos del Pays Nantais pertenecen a esta denominación. La zona de producción se encuentra al sur-este de la ciudad de Nantes. Una de las técnicas más comunes de vinificación en la zona es “sobre lías” en francés “sur lie”. El vino permanece en contacto con las levaduras muertas después de terminar la fermentación. El proceso de autólisis, cuando las levaduras empiezan a degradarse y entran a formar parte del vino, aporta complejidad y redondez, el tacto se vuelve más suave y envolvente. Existirán diferentes perfiles de vino según el tiempo que hayan permanecido en contacto con las lías.

En la etiqueta del vino puede aparecer “Sur Lies”. Aparecerá en los vinos con una crianza sobre lías embotellados al año siguiente de la vendimia, entre el 1 de marzo y el 30 de noviembre). La primera fecha de venta será el 8 de marzo del año siguiente a la cosecha. Si está más tiempo o menos tiempo con sus levaduras no puede aparecer “Sur Lies”. Los elaboradores no están obligados a elaborar sobre lías, o pueden dejarlo más tiempo, es su decisión.

Dentro del límite de la denominación encotramos tres sub-denominaciones con criterios de elaboración mucho más estrictos. Son los denominados Crus. Por ley, no pueden poner en sus etiquetas la denominación de “Sur Lies”, puesto que el tiempo mínimo de crianza en lías es superior.

  • AOC Muscadet de Sèvre et Maine Clisson: mínimo de tiempo con sus lías de 24 meses. Suelos de granito.

  • AOC Muscadet de Sèvre et Maine Georges: mínimo 24 meses con sus lías. Suelos de arcilla, cuarzo y rocas volcánicas, aportan aromas minerales y ahumados.

  • AOC Muscadet de Sèvre et Maine Pellet: mínimo de estancia con sus lías de 17 meses. Suelos de gneis y roca volcánica.

AOC Muscadet Côte de Grandlieu.

AOC Muscadet Coteaux de la Loire.

AOC Gros Plant de Pays Nantais: vinos blancos elaborados con la variedad Folle Blanche, conocida en la región como Gros Plant. Los mejores vinos provienen de suelos de arena y grava, suelo arrastrado por los ríos Sèvre y Maine.

AOC Coteaus d´Ancenis: vinos tintos y rosados de Gamay y Cabernet Franc. Los vinos blancos se elaboran con Chanin Blanc (conocida en la zona como Pinot de la Loire) y con Pinot Gris (llamada Malvoisie).

AOC Fiefs Vendéens: al sur de Nantes y cerca del océano, representa una singularidad en la región. Pueden elaborarse vinos tintos, rosados y blancos. Las variedades permitidas son: Chenin, Sauvignon, Chardonnay y Melon para los blancos y Gamay, Pinot Noir, Cabernet Franc y Grolleau para tintos y rosados.

Un gran descubrimiento.

Una de mis uvas favoritas es la Chenin Blanc. Mis continuos viajes al Loira es, principalmente, para degustar esta maravillosa variedad. Es verdad que en el resto de Francia, cuando entras en un “bistro” o un restaurante, en especial si no es muy caro o es de comida asiática (china o japonesa) el vino más común y más fácil de beber es de Muscadet. Como me gusta mucho ir a los barrios chinos y comer sushi, bebo muchos vinos de Muscadet. También es el aliado perfecto de las ostras, uno de los manjares fácilmente asequibles en el país vecino. Este año he tenido la suerte de catar vinos de pequeños elaboradores de las zonas más prestigiosas. Uno de los días de nuestro viaje nos aguardaba la sorpresa de cinco bodeguitas que nos presentaban sus vinos. Impresionantes. Hablar con los elaboradores mientras te sirven sus vinos y te desvelan sus secretos es la mejor parte de las degustaciones.

Durante la comida todos compartíamos la sorpresa que habían supuesto los vinos, tan conocidos como vinos fáciles, tan desconocidos como vinos de calidad. Alguno de nosotros no dudamos en calificarlos de el gran descubrimiento del viaje. Vinos frescos, untuosos, elegantes, larguísimos. Una maravilla.

Viaje por el Loira. Vinos del Centro.

La Chenin Blanc, el tesoro del Loira.

Salones de vinos naturales en Angers.

TERROARISTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *