Una noche en el Museo parte II. Cata benéfica Nuevo Futuro.

“Era una noche tranquila. El mar en la orilla no conseguía dar un paso. Cuando es así no es ni siquiera mar, parece cielo”. Erri De Luca, novelista, poeta y activista italiano.

EL flamenco te toca hondo, lamentos que rasgan el alma. Los quejidos rotos de Bienmesabe nos cuentan el dolor sin fondo de amores imposibles, de desdichas viejas como el mundo. La canción termina en un silencio reverencial, emocionante, sincero. Los artistas siguen trabajando, Estefania me informa; vamos bien de tiempo. Dispongo por lo tanto de unos minutos para ponerles un poco al corriente (a ustedes, los lectores). En el post anterior nos quedamos a mitad del evento, con una canción del grupo mientras los camareros repartían vino y comida entre los invitados. La cata empezaba con dos visitas al Museo de Burgos, una a las 19.15 y otra a las 19.45. El terminar la primera visita empezamos a repartir la cerveza. El eje conductor de la cata era Andalucía. Tenemos vinos andaluces, un grupo de música andaluz y sin embargo la historia parece que va solo de romanos, sobre todo mis intervenciones. La respuesta es la siguiente. El Museo de Burgos contiene una magnífica colección de restos romanos traídos de todos los puntos de la provincia, y parecía evidente empezar por ahí. Ahora es mi turno para, con un inesperado giro de la historia, empezar a hablar de Andalucía.

IMG_6683

Vino 3, Manzanilla Callejuela, de Bodegas Callejuela. D.O Jerez.

El Monte Testaccio es una colina cubierta de vegetación dentro de ciudad de Roma, en la orilla derecha del Tiber, entre el río y las Termas de Caracalla. Ocupa una superficie de 20.000 metros cuadrados y tiene una altura de 35 metros. Su singularidad proviene de su origen, es un basurero. En la época dorada del Imperio Romano, entre el siglo 1 y 111 después de Cristo, ingentes cantidades de mercancías de primera calidad, lo mejor de todo el mundo conocido, llegaba a los puertos para ser vendido a los caprichosos y ricos habitantes de la ciudad imperial. Dos productos eran especialmente buscados, el vino y el aceite. Los millones de litros importados llegaban en ánforas de terracota. Una vez vaciadas las ánforas carecían de valor, era más barato fabricar nuevas vasijas de barro que lavarlas y volver a enviarlas vacías para reutilizarlas, por lo cual eran destruidas. Las ánforas se transportaban a un lugar concreto donde se rompían, se colocaban ordenadamente y se cubrían con cal para evitar malos olores. El Monte Testaccio es en realidad una colina artificial formada por las carcasas rotas de millones de ánforas amontonadas en la antigüedad. Del análisisdel contenido de las ánforas podemos extraer varias conclusiones, una relevante para nuestra historia; el 80% de las vasijas contenía aceite de Andalucía. La floreciente industria del aceite pudo desarrollarse por que los italianos compraban la producción, exactamente igual que ahora.

El vino que tienen en la mano es un producto único en el mundo, también procedente de Andalucía, de la zona de Jerez. La mayor aportación española a la música es el flamenco, la mayor aportación española al mundo del vino es el jerez. El vino de Jerez debe su irrepetible personalidad a dos singularidades, una ambiental y otra humana. En el aire de Jerez hay una levadura, un microorganismo, que en las condiciones adecuadas empieza a crecer y reproducirse. La superficie del vino es el entorno ideal. Se depositan de forma natural sobre el vino y lo cubren con una espesa capa llamada “velo de flor”. Estas levaduras dan unas características únicas al vino. La segunda singularidad es la crianza dinámica, una técnica llamada de “criaderas y soleras”, donde se van mezclando los vinos de diferentes añadas (para más información consultar los posts titulados “el sistema de criaderas y soleras” y “la manzanilla y sus primos de Jerez). La compleja elaboración da como resultado vinos auténticamente originales, con características organolépticas únicas, conocidos en todo el mundo.

IMG_6636

Ahora llega uno de los grandes momentos de la noche. Josita, la presidenta de la organización de Nuevo Futuro, quiere dirigirles unas palabras.

Josita toma el micrófono y, después de los agradecimientos a todos los participantes y al público, dice:

Josita- Muchas gracias a todos por venir. Los niños a los que damos cobijo no tienen nada, vienen de las situaciones más desesperadas que os podáis imaginar, no tienen ninguna posibilidad. Alguno no sabe masticar porque nunca le han dado nada de comida en un plato y comía lo que encontraba por el suelo, a otros hay que enseñarles a hablar, a la mayoría debemos darles apoyo psicológico para que aprendan a confiar en otro ser humano. Es un trabajo difícil, constante a lo largo de los años, no siempre recompensado con el éxito. Pero no podemos hacer otra cosa que intentar estar a su lado y entre todos intentar integrarles en la sociedad y darles una vida digna. Podemos seguir intentándolo gracias a su ayuda, muchas gracias.

IMG_6680

Vino 4, Manzanilla La Jaca de Alvaro Domec. D.O. Jerez.

Los grandes consumidores históricos de líquidos alcoholizados han sido siempre los ingleses. Las grandes denominaciones de vinos en la actualidad son las que históricamente han tenido comercio intenso con la isla. Una de ellas es Jerez. Si busca las raíces latinas de los nombres Osborne o Williams&Humbert no las van a encontrar, fueron ingleses que vinieron al olor del vino de Jerez. El jerez pronto se asoció al éxito social y a las clases altas, dando origen a un combinado, el “Sherry Cobbler”, una mezcla de vinos de Jerez (en inglés sherry) agua carbonatada, azúcar y limón. Las clases distinguidas solían tomar el “refrigerio” con una pajita. Pronto fue importado y se convirtió en la bebida asociada a las fiestas andaluzas. La mezcla ha cambiado un poquito: fino o manzanilla, seven up y hierva buena. Una relacion ½ es la más aconsejada.

IMG_6652

Quiero dar las gracias a todos los amigos que, de forma altruista y sin ninguna queja, han hecho posible este evento: Marta, la directora del Museo de Burgos, y Alejandor, el brazo ejecutor; Alfonso, Hector y Estefanía poniendo orden en el caos; Paco y Maribé, Jordi, Javier, Alberto y Nacho donando el vino; Victor, la cerveza y mucho más; Rosa, Diana y Sara encargadas del catering y de hacer todo más fácil; Dani y Fabri rodando los vídeos; Victor y Cristian en el vídeo maping; los artistas Sergio y Gabriel, no han dejado de dar soluciones; Noemí y sus delicadas esculturas; David, Daniel y Jorge “El Boli” con su duende; Antonio Muro, a los mandos del sonido y para acabar, gracias a los camareros de la Escuela de Hostelería de Burgos por su ayuda, tan jóvenes y ya colaborando. Muchas gracias a todos y, como dicen los que entienden de la vida: ¡qué empiece la fiesta!. Vamos a servir rebujitos (nombre español del Sherry Cobbler) y escuchar un concierto de Bienmesabe. Pero antes vamos a proyectar algo sobre la pintura de Sergare. Por favor, no ocupen durante 10 minutos el espacio de la proyección.

IMG_6660

Para los que no sepan que es el vídeo maping: sobre una superficie se proyecta un dibujo animado. Proyectando sobre una fachada el edificio puedes contar su historia o utilizarlo como lienzo. Proyectando sobre un dibujo lo transforma, se mueve. Apagamos las luces del museo, empieza la proyección sobre el Dionisio pintado por Sergare, la música de guitarra cubre los rincones. Dionisio abre los ojos, se mueve, toma vida. El efecto es sobrecogedor. Mudos de asombro vemos como cambia en dibujo mientras la música nos va calando. Son diez minutos lejos de la realidad. Pronto empezará la música y todos bailaremos para aprovechar los buenos momentos que te da la vida. Quizá en el mejor momento de la noche diré a los Bienmesabe, -amigos, esta es la última canción. Todos pedirán, pediremos, otra, otra, otra, y ellos amablemente tocarán la que va a ser definitivamente la última. A la hora prevista cogeré el micrófono:

Ha llegado el momento triste de la noche. Y no es solo por la despedida. Andalucía nos ha dado el flamenco, el vino de Jerez y quizá al mejor poeta del siglo XX, o al menos al más reconocido, Francisco García Lorca. Voy a leer una poesía triste, de alguna forma hay que terminar.

IMG_6650

Soneto de la dulce queja

Tengo miedo a perder la maravilla

de tus ojos de estatua y el acento

que de noche me pone en la mejilla

la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla

tronco sin ramas; y lo que más siento

es no tener la flor, pulpa o arcilla,

para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,

si eres mi cruz y mi dolor mojado,

si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado

y decora las aguas de tu río

con hojas de mi otoño enajenado.

Acabaré de leer el poema, daré las gracias al público por venir, sin ellos no existiría nada de esto, les emplazaré hasta el año que viene, daré abrazos y besos, haré y me harán fotos, fumaré el cigarrillo que precede al desfallecimiento, felicitaré a todos los artistas, daré las gracias a los camareros y a Muro, despediré a los más rezagados, echaré una mano a recoger y veré como se cierra la puerta del museo a mis espaldas. Pero ahora, en este momento de silencio quebrado por la guitarra, mientras Dionisio vuelve de su oscuridad, en este instante perfecto, recuerdo el lugar improbable donde de forma poco atlética pero eficaz el viejo bebedor que hay en mi saltó de su montura para encontrar a la chica de ojos tristes en el segundo crucial que te cambia la vida. Como dice Dr M, todo esta conectado.

TERROARISTA