Introducción vinos del Ródano Parte I. Crus del Norte.

 

“Para no ser los esclavos martirizados del tiempo, embriagaos, ¡embriagaros sin cesar! con vino, poesía o virtud, a vuestro estilo”. Charles Baudelaire, poeta (maldito) francés.

Salón de Vinos Découvertes en Vallée du Rhône.

Vuelo a ras de suelo en un TGV (tren de alta velocidad francés) la cuidada y hermosa campiña francesa en dirección a Aviñón. A partir de mañana, en los próximos cuatro días, se desarrollará el salón de vinos Decuovertes en Vallée du Rhône, el salón del los vinos del Ródano. Entre el 10 y el 13 de abril intentaré catar la mayor cantidad de vinos que pueda de la mayor cantidad posible de denominaciones de origen existentes en la zona. Por muy entrenado que uno esté no parece fácil. Les daré alguna cifra para que puedan entenderme:

  • 645 expositores repartidos en 9 salones degustación durante 4 días.
  • Más de 2200 visitantes, más de un tercio extranjeros procedentes de 31 países diferentes.
  • 4.500 vinos a degustar.

El programa del salón tiene una característica única; el emplazamiento es itinerante, por lo cual estás obligado a cambiar de ciudad e ir remontando el río hacia el norte. Los dos primeros días son en Aviñón, donde se pueden degustar todos los vinos del Ródano Sur, el tercer día vamos a Tain-Hermitage para acabar el cuarto día en Ampuis, donde se degustan los vinos del Ródano Norte. Todos los días hay interesantes catas sobre distintas denominaciones, comida bastante buena y, lo mejor de todo, fiestas por las noches. En cada mesa está el elaborador, te da a catar el vino y te comenta cualquier cosa que quieras preguntarle.

Todo el día ocupado en torno a un tema común, el vino, con la elegancia y profesionalidad con la que los franceses organizan las actividades vinícolas.

IMG_6004-1

Pequeña introducción a los vinos del Ródano.

Existen dos zonas bien diferenciadas tanto en condiciones ambientales, variedades de uva utilizadas y perfiles de vinos. El norte, donde todos los vinos son embotellados con el nombre de la pequeña zona productora, solo produce el 5% de toda la denominación pero es la que acapara la atención de los críticos, amantes del vino y casi todo el prestigio internacional. El sur, un mar de vides en el inmenso valle. Muchos no dudan en afirmar que los elaboradores hacen vino en el norte para ganar prestigio y hacen caja en el sur.

El sistema de clasificación es ascendente estableciendo una jerarquía de calidad.

IMG_6102

  • Côtes du Rhône: Calificación más genérica y menos exigente con los rendimientos y otras estipulaciones. Las uvas pueden proceder de cualquier parte de la zona amparada. Están permitidas 21 variedades de uva. La variedad principal es la grenache, acompañada por la syrah, mourvèdre y cinsault. En blancas roussanne, marsanne, grenache blanc, bourboulenc, clairette y viogner son las más comunes.
  • Côtes du Rhône Villages: un paso más en la jerárquica implica siempre unos controles superiores y unas exigencias mínimas mayores (grado alcohólico min. 12.5º, rendimientos máximos de 42 hectólitros por hectárea, etc).
  • Côtes du Rhône Villages + Comune: existen 20 y funcionan como auténticas AOCs. Es un paso previo a conseguir la calificación de Cru. Cada denominación tiene su propio pliego de condiciones en cuanto a rendimientos, variedades autorizadas, etc.
  • Crus des Côtes du Rhône: cima de la clasificación. Consiguen este reconocimiento las zonas con una gran vocación hacia la vititultura desde antiguo habiendo conseguido una gran reputación nacional e internacional. En la etiqueta aparece solo el nombre tradicional de la zona. Algunas de ellas son míticas en todo el planeta.

IMG_5969-1

Los Crus del Norte.

De Ampuis a Valence, la parte norte del Ródano en producción de vino, el río se desliza majestuoso entre montañas. En el margen derecho las últimas estribaciones del Macizo Central, en el izquierdo los inmensos pies de los Alpes. Todas las zonas productoras se encuentran en la orilla derecha del río, con excepción de Crozes-Hermitage. Cualquier lector conocedor de la zona o que mire un mapa levantará una ceja en mudo gesto de duda. Obviamente Hermitage, productora de los vinos más prestigiosa, está en lo orilla izquierda. Es un capricho del Ródano. El río cambio de curso y dejo en la orilla izquierda la montaña de Hermitage, pero tanto en orientación del viñedo como en composición de suelo pertenece al “otro lado”. El Macizo Central es de granito descompuesto, factor esencial para la calidad del vino. La frontera entre el Ródano Norte y Sur es la desaparición del suelo granítico. Excepto Côte Rotie todos los viñedos del norte son de exposición buscando siempre el sur, siguiendo la dirección del río que fluye este a oeste. Las montañas rodeando el valle y la influencia del río ayudan a atemperar la influencia del clima, bastante extremo de tipo semi-continental.

Resumiendo, podríamos enumerar los cinco parámetros que aportan las características esenciales del Ródano Norte.

  1. Rivera derecha del Ródano.
  2. Terraza granítica.
  3. Exposición sud-este.
  4. Proximidad al Ródano, atemperando las temperaturas.
  5. Conducción individual de las viñas, optimizando de esta forma las horas de sol.

En Valence, enfrente de Cornas, desaparecen todas estas características. Es la frontera entre el Norte y el Sur.

Los nueves crus del Norte son, siguiendo el fluir del río:

Côte-Rôtie, Condrieu, Château-Grillet, Saint-Joseph, Hermitage, Crozes-Hermitage, Cornas y Saint-Péray.

Côte-Rôtie.

La Côte-Rotie es la más austral de las AOC del norte. Recibe su nombre del color de las laderas de pendientes extremas que parecen quemadas. Existe entre dos meandros del río que permiten una orientación de las viñas hacia el sol de la mañana. Cuando el río cambia de dirección las viñas desaparecen, no pueden madurar las uvas. Las cepas sobreviven en las terribles pendientes en terrazas artificiales de piedra, donde sujetan la poca tierra cultivable.

Solo elaboran vinos tintos. Es la única denominación que permite uva blanca, viogner, para acompañar a la syrah, la uva reina del norte, hasta un 20%. Dos zonas soportan la fama mítica de la denominación, la Côte Blonde y la Côte Brune. La leyenda habla de dos hermanas que vivían aquí hace tiempo, una morena y una rubia, pero la realidad es algo más evidente; son dos colinas de suelos diferentes y de distinto color. La Côte-Blonde tiene suelos más claros de granito descompuesto y tierra caliza, La Côte-Brune los suelos tienen algo de arcilla y de hierro oxidado sobre el granito y la tierra caliza, haciendo el terreno más oscuro.

Número de hectáreas: 291.

Variedades permitidas: syrah y viogner. Solo está permitido elaborar vinos tintos. La variedad viogner es blanca y aporta complejidad y ayuda a fijar el color.

 Condrieu. 

Los grandiosos vinos blancos de Condrie consiguen su carácter excepcional gracias a la variedad viogner, en estos suelos graníticos de donde es originaria. Con cuerpo y acidez, permite hacer vinos de guarda. Casi desaparecida, la voluptuosa calidad de sus vinos la ha permitido salir de este pequeño reducto y conquistar el mundo. Los suelos son principalmente de granito degradado. Las vides se sujetan a las paredes de la montaña en terrazas llamadas “chayées”.

Solo producen vinos blancos de la variedad viogner. He tenido la suerte de probar algunos de los mejores. Nunca se van de la memoria.

Número de hectáreas: 184

Château Grillet.

AOC pequeña, de apenas 3.5 hectáreas, perteneciente a un único propietario, François Pinauld, dueño de Château Latour en Pauillac y de Domaine d´Eugénie en Vosne-Romanée. Adquirió la denominación en 1936, aunque una prestigiosa historia de siglos avala el prestigios casi mítico de los vinos.

El viñedo esta en un pequeño anfiteatro, protegido de los vientos del sur y orientado al sur beneficiándose de más horas de sol. El nombre hace referencia, una vez más, a la sensación quemada (puesto en el grill). Las viñas tienen una edad media de 45 años, plantadas en vertiginosas laderas entre 150 y 250 metros repartidas en 76 primorosas terrazas o “chaillées” sujetadas por muros de piedra construidos hace siglos.

La única variedad de uva permitida es la viogner. Únicamente elaboran vinos blancos. El Château Grillet, el gran buque insignia de la casa y Pontcin. Este último parte de los descartes del Château Grillet y se comercializa como AOC Côtes du Rhône.

IMG_5989

Saint-Joseph.

El viñedo esta principalmente en terrazas sujetas por piedra en las laderas de la montaña en fuertes pendientes orientadas a optimizar las horas de sol y el drenaje. El suelo está principalmente de granito en diferentes estados de degradación, muy complejo, dando diferentes perfiles de vinos. Elaboran vinos tintos (89%) y blancos (11%).

Variedades: syrah para los vinos tintos. Desde 1980 está autorizado añadir un máximo de uva blanca roussanne.

Roussanne y marsane para la elaboración de vinos blancos.

Los vinos presentan la suavidad y complejidad de la variedad syrah del norte a precios no excesivamente altos, pudiéndose encontrar grandes vinos a precios no desorbitados. Una buena forma de entrar en contacto con la zona de producción.

Número de hectáreas: 1.247.

IMG_5949

Hermitage. 

La legendaria reputación de los vinos de la colina mítica de Hermitage alarga su influencia en el tiempo y espacio. El gran vino australiano Penfols añadía a su nombre la palabra Hermitage. Los grandes vinos de Burdeos eran los llamados “Hermitagée”, eran mejorados con vino de Hermitage.

La historia comienza con los romanos y su devoción por los vinos “de Vienne” (nombre con el que se conocían los vinos de Hermitage y Côte-Rotie). En 1224 Gaspar de Stérimberg, caballero de Blanche de Castille. A su vuelta de una de las Cruzadas contra los árabes la reina Ana le cedió una colina desnuda donde el fundó una ermita, replantó el viñedo y vivió retirado del mundo. Empieza la leyenda. Posteriormente el nombre de la colina tomó el nombre d´Ermitage y algo más tarde l´Hermitage. En la época de Luis XIV erá el vino preferido de los Zares de Rusia. Y así hasta nuestros días, donde ocupan una plaza en el podio de los vinos más buscados y amados del mundo.

El suelo es muy variado, parte granito más o menos degradado procedente del macizo central y parte de terrazas de aluvión. La colina de l´Hermitage se subdivide en tres partes:

  • al oeste de la rivera izquierda encontramos les Besserds, terreno muy accidentado de granito degradado, considerado como el terroir de vinos tintos por excelencia. Aquí encontramos la Chapelle de l´Hermitage y el famoso viñedo de l´Ermite.
  • El sector central puede ser dividido en dos zonas; la zona alta, conocida como le Méal, el suelo es de cantos y piedra pequeña de silicio enriquecida con loess. Produce los vinos más solares de la apelación gracias a su exposición sur. En la parte baja, el suelo es más rico en arcilla y más fértil.
  • Al este, la zona de Murets y de Dionniers tiene un suelo pedregoso de composición arcilloso calcáreo con una pendiente mucho menos pronunciada. Gran terroir de vinos blancos.

Los vinos tintos de syrah pueden elaborarse hasta con un 15% de uva blanca, roussanne y marsane. Los vinos blancos pueden ser monovarietales (raro) o de mezcla de russanne y marsane. La producción de tintos es el 72% y el 28% restante de vinos blancos.

Hectáreas: 136.

He tenido la suerte de asistir a una cata comentada de vinos de Hermitage. Aportan matices únicos. Grandiosos.

IMG_5893

Crozes-Hermitage.

Denominación más grande de la zona norte, podemos encontrar vinos elegantes con un gran equilibrio entre fruta y taninos. Suelen ser menos complejos y sin duda mucho más baratos. Los suelos son muy diferentes al del resto de los crus del norte, siendo principalmente de material sedimentario.

Los tintos son de syrah al que se puede añadir hasta un 15% de uva blanca, roussanne y/o marsanne. Los blancos son de mezcla de russanne y marsane, raramente elaborados como monovarietales.

Superficie de producción: 1633 hectáreas.

IMG_5984-1

Cornas. 

El viñedo se encuentra en la parte oriental del Macizo Central en los límites de la commune (pueblo) de Cornas. Las abruptas colinas, orientadas al sur y sur-este, forman un anfiteatro natural que protegen al viñedo de los vientos fríos. En idioma celta Cornas significa “tierra quemada”. La orientación ayuda a la maduración, siendo Cornas la primera denominación en vendimiar en la zona norte.

Las viñas están en las escarpadas laderas, sujetas a la montaña por terrazas (chaillées). El suelo es casi exclusivamente de granito degradado.

La única variedad permitida es la syrah, con características muy personales de color y aroma, da vinos de larga guarda. Los aromas recuerdan a tinta y tierra. Excepcionales.

Superficie de producción: 136 hectáreas.

 

Saint-Péray.

Solo produce vinos blancos, tranquilos o espumosos. Dos únicas variedades, roussanne y marsane, están permitidas. Los suelos son tremendamente diversos:

  • Suelos de granito degradado del Macizo Central.
  • Una parte calcárea procedente de un antiguo mar, rica en cal y arcilla.
  • Otra zona de margas (mezcla de arcilla y cal más o menos al 50%).
  • Por último una parte creada por canto rodado y limos.

Zona de producción: 82 hetáreas.

La fama y prestigio de los vinos del Norte del Rhône nace de la expresión única y tremendamente atractiva de la única variedad tinta permitida en la región, la variedad syrah (conocida también como serine). En ningún otro lugar del mundo la variedad adquiere la elegancia, la profundidad, la compleja sencillez del gusto pedregoso del suelo, del clima extremo, de las paredes abismales. La variedad ha viajado y en cualquier otro sitio parece dulce, pesada, algo aburrida, sin la originalidad de cada pequeño rincón a la rivera del gran río.

TERROARISTAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *