Suburbia Granada. Inauguración de una galería de arte contemporáneo. Parte 1.

“Me encanta el arte contemporáneo aunque no me gustaría tener un tiburón en escabeche en el salón de mi casa” Bruno Tinioli, bailarín y coreógrafo italiano.

Voy cómodamente sentado en mi butaca del AVE, ese tren que corre tanto. La línea férrea no está acabada hasta Granada, haré la última parte del trayecto en bus. Se tarda casi lo mismo desde Antequera a Granada que de Madrid a Antequera. Cuando llego me reúno con grandes viejos amigos y con los que pronto serán nuevos amigos. He venido a Granada a la inauguración de una galería de arte contemporáneo (una forma de expresión algo enigmática y en apariencia fácil que esconde la capacidad de conmover). Voy a ser una pieza importante. Voy a dar tres catas para invitados en recepciones privadas los días previos y seré el camarero principal el día de apertura.

Empieza la escultura viva. Instalación con mesas, barro y persona.

Empieza la escultura viva. Instalación con mesas, barro y persona.

Suburbia.

Suburbia nace de la firme creencia de que el futuro de la sociedad y de las ciudades está ineludiblemente ligado al desarrollo creativo y cultural de las mismas. Los centros urbanos culturalmente activos hacen de ellos lugares mejores para vivir, trabajar y divertirse y a su vez, la generación de estímulos culturales hace de sus ciudadanos personas intelectualmente activas, más preparadas y flexibles, para afrontar los cambios y evoluciones de una sociedad cada vez más global y en constante evolución. Suburbia es una iniciativa de colaboración, un espacio de exposiciones, conferencias y talleres, una realidad innovadora, que se convierte en foro para intercambiar ideas, proponer soluciones y activar la creatividad.

Como ven, tienen ambición. Si me preguntan a mi quizá diera una versión algo más personal. Conozco a parte de los protagonistas desde antiguo y sé que es un sueño largamente acariciado. Convivir con artistas, compartir cultura, acercar arte en apariencia hermético a un público más amplio, tener escusas sólidas para quedar con los amigos en un lugar para abrir botellas de vino…quizá lo más importante sea vinculara a los habitantes del barrio con un mundo cultural más amplio. En el fondo no es más que la consecución de una ilusión, de llenar el espacio desocupado de falta de arte contemporáneo por que no somos artistas pero nos gusta mucho lo que hacen. No sería posible sin que algunos amigos tomarán la decisión de hacer algo divertido, arriesgado y diferente. Estos son los protagonistas.

Terminando la escultura viva.

Terminando la escultura viva.

Los protagonistas.

Francesco. Francesco es el especialista en arte contemporáneo. 

Maria Jose y Rafael. “Granaínos” de toda la vida, conocen a todo el mundo en Granada. Dedicados profesionalmente a los negocios, son la cara amable de las relaciones públicas y la cara menos visible del trabajo de oficina. Están vinculado al mundo del arte contemporáneo por su hija, joven y prometedora artista.

Beatriz y Javier. Beatriz posee el desparpajo necesario para aglutinar voluntades y levantar proyectos. No me cabe la menor duda de que la idea de abrir un espacio multicultural y artístico es suya. Especialista en docencia y educación, tiene la intención de afrontar complicados retos creando un lugar de encuentro donde enseñar de una forma diferente (y divertida). Javier es científico, ha aparecido en este blog con el nombre de “mi amigo el científico”. Aporta soluciones lógicas cuando se presenta un problema.

Robert Pettena y Valeria. Robert es un artista reconocido internacionalmente. Su obra forma parte de las colecciones de centros públicos y de colecciones privadas. Mitad inglés mitad italiano, vive y enseña en la Universidad de Florencia. Su mitad italiana le supera; habla con la energía de su obra mientras gesticula apasionado imprimiendo a sus frases la inmediatez de lo urgente. Siente que la naturaleza recupera los espacios usurpados de forma temporal por el hombre. Su trabajo es un acercamiento diferente a la naturaleza, a las consecuencias infringidas por años de depredación. Mediana edad, sonrisa perpetua, ojos inteligentes, es un conquistador.

Jungle Junction es la instalación reina de la exposición. Es la barra de un bar tomada por la jungla. Construida con planchas de madera sujetas por ramas cortadas (con permiso) de los árboles de al Alhambra. El último día pondré todas las botellas abiertas encima de las tablas y dará una curiosa impresión. Robert tomará un montón de fotos, nos abrazará a todos, me dirá una frase graciosa-”You are the best drug dealer i´ve ever seen”, me invitará a visitarle en Florencia y se marchará con ese algo que tienen los artistas al caminar.

Valeria es toscana, estudia alguna rama de arte en Finlandia (suena raro pero así es). Valeria es performer. Robert la encerrara en una extraña construcción de mesas y barro mientras ella duerme pacíficamente. Cuando la sorprendente escultura esté terminada con ella dentro saldrá con la flexibilidad de un escapista. Estará algo nerviosa antes de cada actuación. Me pedirá vino y me hará una divertida interpretación de los pájaros de su ciudad.

Valeria escapando.

Valeria escapando.

Los vinos.

La Solana 2014, Bodegas Suerte del Marques, D.O. Valle de la Orotava, Tenerife. Uvas de la variedad listán negro procedentes de una sola parcela de cepas muy viejas (la edad varía entre 80 y 150 años). El sistema de conducción es único en el mundo, llamado cordón trenzado múltiple. La vendimia se realizo los días 16 y 17 de septiembre de forma manual, en cajas de 16 kilos.

La fermentación alcohólica transcurrió en cubos de hormigón abiertos a temperatura controlada y la fermentación maloláctica en barricas neutras de roble francés de 500 litros de capacidad. El vino permaneció 14 meses en barricas de roble francés de 500 litros. Alcohol: 13.5%.

Marcado por la singularidad de su suelo y el clima cálido su principal característica es el olor a azufre, muy intenso. La baja acidez es compensada por la sapidez, la vertiente mineral del vino. Fresco y fluido, no desaparece dejando un recuerdo frutal mezclado con la piedra volcánica y cierta salinidad. Único.

IMG_5116

Quand le chat n´est pas là 2015, Domaine Rietsch, AOC Alsacia. Uvas procedentes de la suelos arcillo-calcáreos de Mittelbergheim, una parte del Gran Cru Zotzenberg, vendimiadas el 4 de septiembre. Los rendimientos son de 44 hectólitros por hectárea. Variedad: pinot gris.

Las uvas maceran en el mosto durante tres semanas. Fermentación natural con levaduras indígenas. Realiza la fermentación maloláctica. Seis meses de crianza en fudres con sus lías. No se añaden sulfitos en el momento del embotellado. Es un vino “natural”.

Posee un magnético color naranja increíblemente brillante. El primer aroma es a sidra, pero desaparece rápido. En unos pocos minutos desarrolla un complejo abanico de aromas que va desde las frambuesas y cítricos hasta especias. Sorprende una leve tanicidad, corre fluido y seco dejando una multitud de recuerdos. Excepcional.

Feuille d´Or 2013, Domaine Delesvaux, AOC Anjou, Loira. Variedad: 100% chenin blanc vendimiada en sucesivas pasadas por el viñedo. Las viñas tienen una edad de 20 años. El terreno es de esquistos en suelo de cuarzo. Fermenta en barricas de roble francés usadas con levaduras indígenas. Criado en barricas usadas. Muy poco sulfuroso en el momento de embotellado. Vino certificado en cultivo biodinámico.

Precioso color dorado, complejos aromas de mermelada de limón, fruta madura, especias y cera de panal. Riquísima acidez, gran estructura y muy largo en el recuerdo. Poderoso y elegante.

Un momento antes de enviar el vidrio al contenedor de vidrio.

Un momento antes de enviar el vidrio al contenedor de vidrio. Instalación convertida en bar util.

Alguna aclaración:

Sapidez: cualidad de sápido, que tiene sabor. En la cata se utiliza para enfatizar el gusto salino y mineral en contraposición o acompañando a la acidez.

Varias pasadas por la viña en la vendimia (en francés tri): las uvas no están homogéneamente maduras en el viñedo. Se hacen varias pasadas para recoger en cada día las uvas maduras, dejando las que no lo están para el siguiente día. Encarece el producto, se necesita mucha más mano de obra, pero la calidad de la vendimia es mucho mejor.

Olor a sidra en los vinos naturales: los vinos conocidos como naturales no añaden sulfuroso en el momento de embotellar. Uno de sus descriptores más característicos es el olor a sidra, más concretamente a bar de sidra a la mañana siguiente o aliento a sidra de un bebedor. Es algo desagradable y pesado. En los vinos naturales bien elaborados desaparece enseguida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *