Aniversario Hotel Intercontinental

El 14 de septiembre de 1953 abría sus puertas el Hotel Castellana Hilton, primer hotel internacional que se abría en Madrid desde el final de la Guerra Civil. Situado en el número 49 del popular paseo, se levantaba en un solar ocupado por el palacete del Marqués del Mérito. El edificio diseñado por los arquitectos fue un edificio de 8 plantas en torno a un patio central. La construcción albergaba salones, suites, habitaciones y restaurante de lujo.

La fiesta de inauguración duro tres días. Políticos, actores internacionales, famoseo local y lo mas granado de la aristocracia de la capital se divirtieron de lo lindo en sus suntuosos salones.

Lugar habitual de estancia de las estrellas internacionales de paso por la capital El Hotel contaba entre sus clientes a Ava Gadner, Gary Cooper Charlton Heston, etc. Las estrellas se comportaban como estrellas y el hotel vivió tiempos de gloria.

En 1973 la cadena InterContinental Hotels & Resorts adquirió este hotel que, desde entonces, se ha especializado en clientes de empresas internacionales y miembros del Cuerpo Diplomático Reformado entre 2002 y 2003 el hotel dispone  de un  total de  302 habitaciones -de ellas 17 suites, 7 presidenciales y la suite Real-, 17 salones para todo tipo de reuniones y gimnasio.

Uno de los salones recientemente reformado se presento al público el 10 de octubre. Era el salón Granados. En este salón nos recibieron, copa de champán en mano, para la gran fiesta del sexagésimo  aniversario del hotel. La fiesta, ambientada en los años 50, pretendía transmitir la idea de lujo y diversión de la época de la inaguración. Y lo conseguía. Dos grandes coches antiguos en la puerta con dos azafatas vestidas años 50. Coches del cuerpo diplomático eran recibidos por el portero y acompañados hasta el salón, mucha gente elegante y nosotros, esta vez vestidos para la ocasión. En la invitación se especificaba claramente.

El salón es elegante y espacioso. Seríamos una 500 personas, incluidos varios embajadores con sus familias. Alrededor del salón había varias mesas preparadas con calentadores y diversa maquinaria. Desde ellas, los cocineros nos daban a probar sus elaboraciones. Los camareros no dejaban de obsequiarnos con bebidas y si querías fumar o sentarte podías salir al patio. El patio esta totalmente rodeado de edificaciones, cuenta con varias fuentes y zonas verdes. Es un oasis de tranquilidad en el corazón de Madrid.

Un grupo cantaba canciones de los años 50. Un grupo de hermosas chicas bailaba en la majestuosa pista de baile mientras tomábamos las copas. Compartíamos con los demás la sensación de estar a gusto. Diseñadores, arquitectos, organizadores, cocineros y camareros unidos por el mismo objetivo, la máxima atención y profesionalidad para proporcionar confort y bienestar a los invitados. Esa rareza que es la perfección.

Nos despedimos de María, que trabaja en la agencia MGC&CO, agencia encargada de la comunicación y las relaciones públicas del hotel y que siempre estuvo a nuestra disposición, montamos en un taxi y nos fuimos a casa.

Este fue el menú:

Estaciones Temáticas

1-Huevos a Baja Temperatura con Menestra de Setas de Otoño y Trufa

2-Buffet de Guisos:

- Lenteja Pardina y Frutos de la Mar

- Txipirones de Potera en su Tinta Natural

- Mollejas de Lechal, Patatas Raté y Namekos

3-Ostras con 2 guarniciones, Granizado de Jengibre y Lima y Sus Perlas Falsas

4- Buffet de Makis Vegetales cortados al momento

5-Arroces en vivo en la terraza

6-Cortador de Jamón

7-Tres Versiones de Foie:

-Copa: En Royal con Espuma de Zarzamora para beber

-Plato: Atemperado (Soplete) en Migas Dulces

-Capsula: En Bombón de Lichi y Fresas

Champan: Moet-Chandon Brut Imperial.

Terroarista