Una predicción para la añada 2013

Nadie niega la influencia del clima en el desarrollo de la viña. Muchas de las mejores zonas de vino del mundo tienen un clima muy complicado, sino extremo, que influye de forma decisiva en  la posterior calidad del vino. Esa es la razón por la cual vinos de la misma zona elaborados por las mismas personas sean diferentes, e incluso muy diferentes, de un año a otro.

Una de estas zonas bendecidas para la producción de vinos de calidad es la Ribera Del Duero.

Este año, el invierno se ha alargado, ha llovido mucho y la primavera ha pasado de puntillas. Escribo esto a finales de junio y se puede afirmar que el calor no ha llegado.

Preguntando a los viticultores nos informamos de que las vides no han florecido todavía. En la zona de la D.O. Arlanza, a pocos kilómetros de la D.O. Ribera del Duero, nos cuentan que nunca han visto tan pequeñas las vides en esta época del año.

Por supuesto no hay que alarmarse, al menos de momento. Las lluvias han dejado una gran reserva de agua y por ese aspecto no hay que preocuparse. Si llega el calor todo es recuperable. Si llega.

La falta de calor y el retraso en el desarrollo normal de las vides implica ciertos peligros. El principal es el retraso en la maduración. Una maduración total y homogénea de las uvas es necesaria para la obtención de vinos de calidad. Si  se retrasa las fecha de maduración de la uva se retrasa también, con todos los riesgos que ello acarrea, la fecha de la vendimia. Luvias en septiembre antes de la vendimia, un otoño frío que impida la maduración de las uvas e incluso heladas tempranas que acabarían con todo, la aparición de plagas…

Como no sé que clima va a hacer no puedo saber como será la vendimia de 2013. Nadie lo sabe. Entonces: ¿cual es la predicción?.

El señor Nicolas Joly, el máximo defensor de la biodinámica y su principal impulsor por el planeta, estaba explicando su habitual discurso sobre las energías de la naturaleza en una entretenida charla en Angers. Como ya hemos explicado en varios post, la biodinámica es un cultivo ultra ecológico con el añadido del uso de diferentes preparados todos basados en energias telúricas y de la naturaleza. Aunque tiene una parte esotérica que no convence a muchos su filosofía, el amor por el viñedo y los buenos resultados obtenidos hacen que haya que escucharlos y tenerlos en cuenta. De una forma muy gráfica y graciosa, el señor Joly es una gran estrella mediática por que es un gran comunicador y un showman, nos explicó que mientras los días fueran cada vez más largos, hasta San Juan, las energías del sol empujaban a la vid hacia el cielo, abría los brazos de forma muy cómica, y esta era capaz de utilizar toda esta energía para sintetizar uvas magníficas. Sin embargo, si no florecían en estos días anteriores o incluso peor, florecían los días posteriores a San Juan, cuando los días se van haciendo más cortos, la vid se encogía sobre si misma y no era capaz de expresar todo su potencial. Cuando nos contaba esto se hacía una pelota cubriéndose la cabeza con los brazos. Como les contaba, una estrella.

En definitiva, las vides que no habían florecido unos días  antes del día de San Juan, cuando los días van siendo más largos y pueden aprovechar la energía del sol, podrán dar  vinos bonitos de color y con cierta presencia, pero desaparecerán en el paso de boca dando vinos sin personalidad y muy cortos.

Ahora, solo nos queda esperar. Empezaremos a catar los vinos jóvenes de la añada 2013 el año que viene y habrá que esperar todavía unos meses más para saber si son buenos vinos de guarda. Mientras tanto seguiremos mirando al cielo, esperando las condiciones climáticas favorables que le quiten la razón al señor Joly.

Soy consciente de la cantidad incontrolable de variables que influyen en la calidad de una cosecha e incluso si se cumpliera la predicción podría ser por muchas otras causas. Pero es lo bonito de predecir, ¿no creen?.
Terroarista
  • David Vázquez

    Hola amigos:

    Como os he dejado mi comentario en Twitter, dependerá mucho de una parcela a otra, (de un majuelo a otro, como decimos los de Serrada).

    A priori, y dado que ha caido mucha agua, salvo excepciones, que siempre las hay, creo que este año en general van a darse más veces la etiqueta: “normal” y “buena” que las de “muy buena” y “excelente”.

    Sinceramente, espero equivocarme, pero no lo veo claro.