Cata en Avanzada

Venta en Prémiere

En los circuitos internacionales de los grandes vinos es habitual que los courtiers o négociants reserven los vinos a la avanzada antes de su salida al mercado. Los compradores prueban el vino directamente de la barrica antes de que finalice todo el período de crianza –antes de embotellar– y valoran la calidad de la cosecha. Según esta calidad observada en la cosecha se pone el precio  del vino. Una vez llegados a un acuerdo, compran un número determinado de cajas, según las disponibilidades de la bodega, las pagan al elaborador y después las ofrecen a sus clientes a un precio ventajoso unos meses antes de la entrega física de las botellas. La plusvalía del vino depende de la calidad de la cosecha, del prestigio del elaborador y del número de botellas puestas a la venta. Algunos vinos míticos fácilmente duplican el precio e incluso llegan a triplicarlo cuando unos meses después se entregan las botellas. Esta práctica tan extendida, en especial entre los grandes vinos de Burdeos que casi en su totalidad se venden de esta forma, es casi inexistente en nuestro país. Las ventajas parecen evidentes para le vendedor. Cobra antes de entregar el producto, cuando todavía está en la barrica. La carga financiera se traslada al comprador. El négociant es el que corre con los riesgos de la venta, aunque ha comprado un buen producto a un precio más barato. Es un sistema efectivo que garantiza calidad (siempre dependiendo de la añada) al mejor precio.

He ido a una cata en premiere y me he enfrentado por primera vez a vinos no hechos y he constatado el gran problema. ¿Cómo se puede evaluar un vino no hecho y anticipar cómo va a ser su evolución?.

Realmente el vino está hecho, ha fermentado y ha tenido maloláctica, pero le falta permanecer entre 12 y 18 meses más en barrica. Pregunté a varios de los bodegueros y al negociant francés si era posible saber si el vino iba a evolucionar bien y cuales eran los parámetros que permiten evaluar la futura calidad del vino, del producto final, ya embotellado: “Un vino es un producto vivo que cambia de un mes a otro. Un vino difícil hoy puede ser bueno dentro de 5 o 6 años (estamos ante una dificultad añadida, hay que interpretar el vino en sus dos crianzas la microoxidativa en barrica y la reductiva en botella). Por difícil debemos entender poco  expresivo, duro, con taninos muy marcados y una gran fortaleza con cierta rusticidad pero siempre equilibrado y sin aristas. En especial el paso de boca debe estar bien marcado y no desaparecer. Estamos hablando de vinos muy buenos. Ningún vino malo se vuelve bueno.”

Con esta respuesta y mi experiencia me puse delante de los Burdeos. Estas son mis impresiones (teniendo en cuenta que la mayor parte de las notas que tomé eran comentarios del negociant francés). Cada vino es una muestra de barrica en cuya etiqueta viene el día que se extrajo la muestra.

Burdeos

La zona vinícola de Burdeos posee una 117.000 hectáreas y sobre 57 AOC. Las zonas más importantes de producción vienen definidas por su posición respecto de los dos ríos principales de la región, el Dordoña y el Garona.


  • “La orilla derecha”, situada en la orilla derecha del Dordoña, en las regiones septentrionales de la región, alrededor de la ciudad de Libourne.
  • Entre-deux-Mers, expresión francesa que significa “entre dos mares”, la región entre los ríos Dordoña y Garona, en el centro de la región.
  • “La orilla izquierda”, situada en la ribera izquierda del garona, en el oeste y el sur de la región, alrededor de la misma ciudad de Burdeos. La orilla izquierda se subdivide en:
    • Medoc, al norte de la ciudad de Burdeos hasta la desembocadura del Garona.
    • Graves, al sur de Burdeos.

Siete son las regiones más destacadas: MédocGravesSauternesSaint EmilionPomerolEntre-deux-Mers y Fronsac

Vinos Blancos
Graves, al sur de Burdeos , es famosa por sus vinos blancos, tanto secos como dulces. Las variedades son semillon, sauvignon blanc y a veces algo de muscadet. 

 
Poco aromáticos, con predominio de la madera. Fruta tímida, tropical en algún pago en especial y muy frescos. Son muy frescos, potentes, duros en boca debido a la presencia de la madera pero largos y seductores. Parecidos al producto final (creo).

A partir de aquí los tintos.
Las variedades son principalmente tres: cabernet franc, cabernet sauvignon y merlot. La proporción varia, más cabernet en el Medoc, más merlot en Libourne.
Probando estos vinos entiendes el concepto de atlánticos. Vinos mucho más minerales y vegetales, la fruta es sobre todo negra, algo tímida. Directos, pasan rápido en la entrada de boca, para engrandecerse en el paso y el posgusto. Frescos, potentes, difíciles. Muy exigentes con el catador debido a la fortaleza de sus taninos y la sutilidad de sus aromas. Muy elegantes y serios. Alguna nota láctea revela su juventud.

Empezamos el viaje por los pueblos míticos.

Margaux.
Frescos y potentes, recuerdan la hojarasca húmeda, hojas de te. Elegantes, algo duros los taninos y recuerdos vegetales. Profundos y minerales.

Mi favorito: Rauzan-Sassies. Brea, mineral, profundo y elegante. Sedoso, elegante, hermético pero atractivo y seductor. Muy bueno.

Saint-Julian

Estilo reconocible entre Pauillac y Margoux. Mas fáciles y elegantes. Todos son frescos, con una gran acidez, taninos más pulidos, florales y menos profundos y vegetales. Quizá la puerta de entrada a Burdeos.

Mi favorito: Château Leoville Barton: Floral, con recuerdos de algodón dulce sin ser goloso ni empalagoso, brea, sútil pero armonioso. El boca es largo, taninos sedosos, muy buena acidez y muy largo. Muy elegante y floral.

Paullac.

Más aromáticos y herméticos con características más  vegetales y de monte húmedo. Profundos y mucho más vigorosos que los producidos en el vecino Saint-Julian. Difíciles todavía y muy cerrados muestran unos aromas mentolados muy interesantes y característicos.

Mi favorito: Chateau Pichon Longueville. 2º Gran Cru ClasseElegante, serio, profundo, muy bien ya a nivel aromático. Presenta notas lácticas que no afectan a su complejidad. Los taninos están sedosos, con un gran tacto, directo, elegante, vegetal. Muy largo en el posgusto. Un extraordinario vino con todas las características de la zona.

Saint Emilion:

Realmente se nota un salto de calidad. Todos los vinos son mas fáciles de beber a la vez que más complejos. Menos exigentes puesto que ya es un placer beberlos. Presentan una gran paleta aromática, con fruta fresca, especias, mentolados y mineral. Al tacto son elegantes, sedosos, con gran cuerpo pero muy elegantes y directos. Se nota la barrica perfectamente integrada con sus notas especiadas y largo posgusto. Equilibrados y ligeros están presentes en todo el recorrido de boca.

Mi favorito: Château Beau-Sejour BécontComplejo, con aromas a brea, mentolado y fruta negra. Serios y elegantes. Algo dulce recuerda el algodón de azúcar y especias tipo vainilla. Equilibrados, directos, con un tacto sedoso. Largos, con una amargor muy tenue y agradable. Muy bueno.

Pomerol.

Son algo menos aromáticos  pero más profundos. Vuelven los mentolados y el monte húmedo. En boca son algo más duros, con taninos mucho más marcados y cierta astringencia. Son equilibrados y largos, resaltando su fortaleza y su elegancia.

Mi favorito: Clos ReneIntenso, mineral, profundo, con aromas nítidos y de gran diversidad. Equilibrado, ancho, de buen cuerpo, poderoso y equilibrado. El posgusto es largo y agradable. El mejor que he probado.

Mi conclusión:

Es realmente difícil catar en premiere. Los vinos están demasiado jóvenes y evaluar su potencial una tarea de expertos. Para saber como evolucionan estos vinos todavía en su fase de crianza deberíamos probar estos mismos vinos cuando salgan a la venta, e ir probándolos año tras año, apuntar las conclusiones y comparar unas con otras. Haciendo lo mismo diferentes añadas con los mismos vinos podríamos sacar conclusiones y tener alguna idea de cuales son las características  necesarias en los vinos catados en barrica que acabarán convirtiéndoles en grandes vinos.

El negotian me sopló que había acertado, los que más me habían gustado eran los de Saint-Emilion y los del Pomerol. El año 2012 era el año de la merlot. Los grandes vinos del año eran los procedente de esta uva. Una segura inversión.

Terroarista