catArte. Catas de vino en el museo de Burgos. Los romanos

” No basta adquirir sabiduría, es preciso además saber usarla.” Cicerón.

La palabra simposio, que traducimos por banquete, significa propiamente «reunión de bebedores». Para entenderlo bien hay que saber que cualquier invitación o banquete de cofradía religiosa u otro tipo de asociación tenía dos partes:

  • En primer lugar se saciaba el hambre con la comida propiamente dicha.
  • En segundo lugar se procedía a la ingestión de bebidas, vino sobre todo, paralelamente a toda clase de distracciones en común y muy diversas, según los lugares y las épocas., como conversaciones, adivinanzas, audiciones musicales, espectáculos de danza, etc.

En los simposios rara vez se bebía el vino puro. El encargado de mezclar el vino, generalmente con agua de mar, era el simposiarca. En una crátera, un recipiente de cerámica, se realizaba la mezcla en diferentes proporciones de agua y vino con la finalidad de rebajar el grado alcohólico.

Estos banquetes estaban destinados exclusivamente a los hombres, quedando siempre fuera las mujeres.

Las mujeres tenían su propia fiesta, tanto en Grecia como en Roma. Las bacantes, sacerdotisas de Baco, se reunían en secreto en el monte y realizaban danzas báquicas, generalmente desnudas, tomaban vino y otras sustancias alucinógenas buscando el entusiasmo, literalmente “la entrada de dios”. Consideraban a aquellas mujeres, que en el frenesí de la fiesta hacían el amor con los dioses, eran afortunadas. Las demás se conformaban con los hombres que encontraban en el bosque y no es de extrañar que fuera un rito asociado  a la fertilidad. Las mujeres con niños pequeños no podían acudir.

Tipos de vino en la antigua Roma:
  • Mostum: zumo de uva.
  • Merum o de viña mera. Producto procedente de la fermentación del mosto sin ningún condimento, edulcorante ni agua.  Al respecto, cabe recordar que los mera más afamados fueron el falerno, el másico, el albano, el cécubo, el setino, por mencionar tan solo algunos de los vinos italianos de mayor renombre en la antigüedad; todos estos vinos, por cierto, se denominaron, al igual que hoy, por su lugar de origen. Los merum eran utilizados para cocinar o en las libaciones.
Las libaciones en la Antigua Grecia acompañan a los ritos de la vida cotidiana . La libación consiste en derramar parte del líquido sobre el altar o en el suelo, mientras se pronunciaba una oración.
La libación acompaña también el ceremonial del banquete común o simposio. Finalmente, desempeña también un papel importante en los actos solemnes, implicando directamente a la polis (ciudad). También sanciona los tratados y las alianzas. El término sponde, que en griego designa a la libación, se encuentra además en la palabra spondai, «alianza».
  • El mulsum, esto es, el vino endulzado con miel, que se elaboraba mezclando miel de primera calidad a un vino también de óptima clase, en especial el falerno o el másico. El resultado constituía una bebida apreciadísima por los romanos.
  • Los vina dulcia o vinos dulces. Estos se dividían en:
    •  Passum, o vino obtenido de uvas pasas secadas al sol. Vino casi exclusivamente bebido por mujeres.
    • Vina cocta, vinos procedentes de mosto cocido. Se empleaba sobre todo en cocina y en la preparación de remedios medicinales.
Ambos procesos consisten en disminuir el volumen de líquido concentrando los azúcares del vino haciéndolos mucho más dulces y viscosos. Estos dos procesos se siguen utilizando en la actualidad. El extraordinario P.X. andaluz procede de uvas soleadas.
  • Los vina condita, también llamados “vinos artificiales”, vina ficticia: vinos no sólo cocidos, sino condimentados con especias y hierbas de olor, que, por lo tanto, se sitúan en el extremo opuesto al vino puro. Entre los ingredientes se encontraban las flores, pimienta molida, hojas de árbol y bayas.
  • Vinagre (acetum), el término final de la línea evolutiva del vino, cuando éste deja de serlo, porque se ha convertido en un producto diferente. Como es sabido, el vinagre se produce, cuando el vino se vuelve agrio a causa de una reacción química provocada por la presencia de una bacteria, la acetobacter, que produce el ácido acético.El acetum mezclado en pequeñas cantidades con agua daba una bebida llamada posca. El resultado es una bebida revitalizadora y refrescante, convenientemente desinfectada, utilizada por las tropas romanas. Es probable que fuera este agua acidulada lo que el legionario dio de beber a Jesús en la cruz.