Finca Torremilanos

El entorno que rodea la bodega de Finca Torremilanos esta muy  cuidado, es un jardín.

La entrada a la bodega es un precioso edificio construido en 1991 en la propia Finca de Torremilanos (el nombre de la bodega viene del propio nombre de la finca donde se asienta). El edificio es en realidad un hotel y dentro se encuentra la bodega. La idea es la de Chateau francés (la bodega rodeada de los viñedos) y la cuidada estética responde a la necesidad de dotar al hotel de vistas, confort y la sensación de estar en un entorno vitícola.

Nos recibió Ricardo Peñalba, uno de los hijos de la familia Peñalba-Lopez, propietarios de la bodega, y el encargado de la elaboración de los vinos.

El vino se hace en la viña. La familia es propietaria de unas 200 hectáreas de viñedo. Toda la uva utilizada en la elaboración de los vinos es de sus propios viñedos.

Finca Torremilanos

El Viñedo principal es Torremilanos. Torremilanos es una colina, formada por la sedimentación del río Duero. Su composición la definen cómo un aluvión, silex y cuarzo en superficie. Situada a 600 metros al sur del Duero, Torremilanos es una loma dominante en el valle del Duero, en el municipio de Aranda de Duero.

La altitud de Torremilanos va de 800 metros en la base a los 900 metros en su parte más alta. La orientación de Torremilanos es Noroeste. El microclima de Torremilanos es único y privilegiado para el cultivo de la viña. Al norte y al oeste de Torremilanos las temperaturas impiden el crecimiento de la viña. Los terrenos de Torremilanos son terrenos profundos con silex y cuarzo en superficie, dependiendo de la parte de Torremilanos en la que estemos su composición cambia, ya que fue formada por la sedimentación de los materiales de erosión depositados por el Duero. Podemos encontrarnos terrenos francos arenosos o franco arcillosos. Al Este de Torremilanos encontramos los terminos de Valdecañal, Majadillas, Valdecobos, Calabaza, Valdecarros. Zonas tradicionales de viñedo en Aranda de Duero, que se han ido incorporando a la Finca Torremilanos desde los años 70. Estos terrenos fueron formados por el río, y son terrenos escepcionales de viñedo en la Ribera del Duero, pero, no gozan de la únicidad del término de Torremilanos. Al Oeste de Torremilanos nos encontramos con el Monte de Castrillo, al sur y al oeste del monte nos encontramos los términos de Valdecobos, Toro Negro, La Isla, La Sendilla. Estos terrenos pertenecen a Castrillo de la Vega y Campillo de Aranda. Estos viñedos se van incorporando a partir de los años 90.

La biodinámica

Ricardo es un firme creyente en la utilización de la biodinámica. En este momento estaba haciendo el preparado de ortiga, esencial en la biodinámica y nos comentó que para el próximo año quería laborar su viñedo bajo esta disciplina. Comprender los principios  biodinámicos es bastante complicado y lo dejo para otro post. Para entenderlo con una explicación sencilla sería el siguiente paso al cultivo ecológico, aunque con un aspecto más filosófico. Las labores del campo se rigen por la luna, cada planta presenta una forma diferente según sea su energía y en la parte practica y de trabajo en la viña nos conduciría a la utilización de preparados orgánicos y naturales para el tratamiento de las viñas. El más importante de todos es el preparado de ortiga.

La bodega

La bodega presenta dos diferencias relevantes con el resto de las bodegas.

  1. La primera es la de poseer depósitos de hormigón sin recubrir para la fermentación y la crianza. Los depósitos de hormigón poseen características únicas para la elaboración de vinos de calidad. La forma curiosa que tienen se debe, en especial el que tiene forma de huevo , para aprovechar mejor las energías de la Tierra.
  2. La segunda es la de tener su propia tonelería, donde fabrican sus propias barricas. La madera para la fabricación de las barrica proviene de varios bosques, de Estados Unidos, Francia y Rumanía, y esta varios años a la intemperie. La filosofía de utilizar sus propias barricas ha imperado hasta ahora. Ricardo quiere empezar a utilizar barricas de 2º año, compradas, para evitar que un exceso de madera se apodere de los vinos.

Al despedirme le dije que, a la espera de una confirmación científica de las bondades de la biodinámica, e independientemente de cuales sean esos resultados si llegan a investigarse, tengo la certeza de que el uso de la biodinámica aumenta la relación afectiva del viticultor con su viñedo y que esta implicación emocional y el trabajo dedicado al cuidado de las vides se nota en el vino. Me contesto que era algo mas. Era la idea motora que unía e implicaba a todos los trabajadores en la consecución de un trabajo mejor.

Los vinos:
  • Monte Castrillo Tinto 2010 - (12 botellas)Montecastrillo Roble 2011. 100% tempranillo. 6 meses de barrica.
    Nariz fresca y juvenil, muy frutal y con la presencia camuflada de la barrica.
    Entrada frutal, alegre, con una acidez presente y equilibrada. Buen cuerpo y taninos suves y dulces. Largo. Un roble fácil, equilibrado y muy agradable.
  • Los Cantos 2009. 95 % tempranillo, 5% merlot, 15 meses en barrica.
    Los Cantos 2009 - (12 botellas)Cara este de la Finca Torremilanos. Edad de las viñas 30 años. La parcela fue comprada en 1980 y esta llena de cantos rodados traídos por el Duero.Vino precioso de color, profundo y brillante. Espectacular en su fase olfativa, desprende elegancia. Complejo, distinto…sutil en su desarrollo de aromas enmarcado por las flores azules que no desaparecen y son el escenario para que vayan apareciendo notas minerales, tostados, especias no dulces, fruta negra fresca. En boca es elegante, de tacto agradable sin abrumar, pasa ligero dejando sensaciones de flores azules, café, mentolados, todo perfectamente integrado gracias a la deliciosa acidez. Vino redondo y equilibrado, deja un grato y largo recuerdo. Muy muy bueno, con una increíble relación calidad precio. El vino más sorprendente de toda la cata.
  • Torremilanos crianza 2009. 95% tempranillo, 5% cabernet sauvignon. Crianza de 20 meses en barrica.
    Torremilanos 2009 - (6 botellas)Uvas procedentes de viñas de más de 50 años en la cara norte de la finca.Color profundo con una ligera degradación de color en el ribete.
    Intenso y penetrante, recuerda las frutas muy maduras o en mermelada, tostados muy marcados tipo pan tostado, flores azules y las notas minerales que son la seña de identidad de estos vinos. Un poco punzante, se nota la presencia del alcohol.
    Entrada rotunda, con buen cuerpo y algo dulce por la presencia de las frutas y el alcohol, que lo vuelve algo licoroso. Rotundo, presenta una buena acidez , fruta negra muy madura casi en compota, recuerdos tostados y muy mineral. El posgusto es largo y astringente, un poco duro todavía, necesita más botella
  • Cyclo 2008. Tipo de Uva: 90 % Tempranillo, 10 % Tempranillo blanco.
    Cyclo 2007 - (6 botellas)Antigüedad del Viñedo: 90 años.
    Fermentación (días): en depósitos de hormigón.
    Envejecimiento: 20% del total envejeció en depósitos de hormigón y el 80 % restante en barricas de roble francés durante 24 meses.
    Grado Alcohólico: 15 % Vol
    Color picota muy azulado. Intensidad media, necesita tiempo para expresarse. Como todos los vinos de la casa, llama la atención el marcado corte floral sobre el cual se desarrollan los demás aromas. Mineral, con tonos intensos de trufa y especias no dulces.
    En boca presenta buen cuerpo , la acidez le hace bastante elegante y sutil con una fruta roja fresca sorprendente que no aparecía en nariz y lo vuelve fresco. Posgusto medio, floral y mineral con unos taninos dulces suaves al tacto y la sensación caliza en la boca. La última sensación es algo licorosa, de cereza en licor. Vino equilibrado y elegante, debería ser un poco mas persistente.

  • Cava Peñalba López, Brut Nature. Tipo de Uva: 90 % Macabeo, 10 % Chardonnay.
    Cava Peñalba López Blanco (6 botellas)

  • Categoría: Brut Nature.
    Muy aromático, aromas a crema pastelera, flores blancas, y fruta blanca del tipo de la manzana verde.
    Burbuja muy fina que estalla en la boca produciendo un agradable cosquilleo, es sorprendentemente dulce para ser un brut nature. Fresco, fácil de beber, muy agradable, es un gran cava. Complejo, aporta una gran variedad de matices y es muy largo.
    Por encima de lo que se suele encontrar en el mercado por este precio.

Terroarista

Responder a Vicente Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *