Vinos de autor. Adega Algueira y el hacedor David Sampedro.

He asistido a una cata de vinos servidos por los propios bodegueros. Impresionante. Voy a empezar una serie de artículos para tratar de dar una idea de los proyectos tan interesantes que un grupo, supongo que numeroso de elaboradores, esta llevando a cabo en este país.

Responden a lo que yo entiendo por vino de autor. Pero , ¿ qué es un vino de autor?.

El calificativo de vino de autor evoca varias ideas. La primera es  que todos los vinos tienen un autor, el enólogo encargado de elaborarlo. La persona que con sus limitados recursos los emplea de una forma óptima para conseguir el mejor resultado.

Una idea interesante es que un vino de autor siempre surge por  oposición. La ley del vino y sobre todo las denominaciones de origen, son muy estrictas en el cumplimiento de los tiempos de crianza mínimos y otras cuestiones que impiden al elaborador actuar sobre el vino como él considera. Para no cumplir la normativa y poder actuar libremente sobre el vino, lo etiqueta como joven o incluso en algunos casos, como vino de la tierra o vino de mesa.

El término de vino de autor levanta ciertas suspicacias. Para un sector de consumidores, en muchos casos, no es más que una estrategia de marketing para vender más caro un vino mejor elaborado pero a la postre industrial.

Suelen ser vinos más caros. Menores rendimientos en las viñas, una cuidada selección de la uva en bodega, el uso de barricas de roble nuevo incluso en las fermentaciones alcohólica y maloláctica. Y sobre todo, ostentan una autoría, la firma de quien lo ha elaborado. La mejor materia prima de la mejores parcelas, el uso de contrastados conocimientos enológicos y la experiencia de años de trabajo, dejan la impronta de la personalidad de la persona que los hace.

Con todas estas ideas podemos tratar de dar una definición completa de ” vino de autor”:

Es un vino elaborado con dedicación y amor, con la mejor materia prima y con los mejores recursos de los que se dispone. En algunos casos son productos industriales por encima de su precio y solo son llamados de autor por los encargados de venderlo. Es cierto que todos los vinos tienen en última instancia un autor, el enólogo que con los recursos de los que dispone intenta hacer el mejor trabajo posible, pero un vino de autor presupone una autoría, la trascendencia de la personalidad del autor en el vino. Sin duda es un acto de rebelión contra la normativa excesivamente rígida de los tiempos de guarda y uso de variedades y lo denominan de autor para tratar de explicar su precio superior a pesar de llevar contraetiqueta de vino joven o incluso vino de la tierra. Pero toda esta explicación es insuficiente.

Un vino de autor responde a una intuición, un sueño y un deseo. La intuición de que el trozo de tierra que está laborando y las plantas que en el se desarrollan son capaces de hablar de una zona, de un clima , de unas personas y de su trabajo, el sueño de que es posible realizar un vino capaz de transmitir esa intuición y el deseo de realizarlo.

Adega Algueira:
 

Localizada en la denominación de origen Riberia Sacra, Lugo, todos los viñedos son propios, localizados en las laderas del río Sil, favorecidos por un microclima excepcional. Prima la calidad sobre la cantidad. Producciones bajas.

Uvas tintas de Mencía, Alvarello, Merenzao, Caíño y blancas de Godello, Loureiro, Alvariño y Treixadura. Todas las uvas son las tradicionales de la región. La crianza se produce toda en barricas de madera usada solo para dar estructura al vino y longevidad, sin pretender sacar ningún aroma y permitir solo la expresión varietal.

Son vinos distintos, muy minerales. Elegantes , ligeros, frescos, sutiles. Un tacto suave, un paso de boca bien marcado y un posgusto largo. Cada uno diferente y con sus propios matices y sin embargo se nota que son hermanos, que vienen de la misma tierra y la misma filosofía.

Los dos vinos blancos son complejos, intensos, perfumados.

  • Algueira Cortezada plurivarietal blanco 2011. Godello, albariño y treixadura.
  • Algueira Escalada godello sobre lías 2011. Fermentado sobre lías en barrica usada de roble francés.

Los tintos :

  • Pizarra: variedad mencía.
  • Fincas: variedades caiño y sousón. 12 meses de crianza en barrica.
  • Merenzao
  • Brancellao:Vino procedente de cepas viejas y escasas. Uva pisada y fermentada enbarricas  de roble francés con posterior crianza.

Vinos de tiradas limitadas; son de fácil trago, elegantes, frescos y sorprendentes. El mencia es muy varietal, frutal y perfumado. Los varietales de la zona son diferentes, complejos, frescos, estructurados y delicados. Vinos para guardar y consumir. Con la personalidad de los vinos bien hechos .

David Sampedro.
 

Joven enólogo y viticutor, desarrolla su proyecto de realizar vinos de finca en distintas zonas de España. Las parcelas siguen la  agricultura biodinámica, con deseo de expresar las paculiaridades de cada añada, el caraáter de cada emplazamiento y la personalidad del elaborador.

La busqueda de viñas que cumplan con los requisitos de calidad necesarios para hacer esto posible hace que elabore en varias denominaciónes de origen.

La Rioja:

Phinca la Abejera:

Según la etiqueta se utiliza un 40% de uvas de Tempranillo, un 40% de Graciano, 10% de Garnacha y un poco de uva blanca. Permanecer 14-16 meses en barrica.

No es un Rioja al uso. Profundo, con notas de tinta china y monte húmedo, perfuma con su insistencia de frutos negros maduros y suaves especias. Sorprende el tacto, con taninos de seda y un largo posgusto. Sorprende porque apela más a la memoria que al gusto. Inolvidable.

Utiel-Requena:

Bruno es un gran sumiller español que trabaja en Londres (una versión mas de la fuga de cerebros). Tenía el sueño de elaborar un gran vino con uva bobal. Compró un viñedo viejo de 7.5 hectareas de viña vieja y se alió con David para realizar un vino.

 El Sueño de Bruno 2010 es un vino tinto elaborado con uva Bobal 100%. La uva procede de la zona caliza de Viña Emilio (viñedo de 90 años de edad). En función de la añada se decide que porcentaje de la uva va a las barricas entera, con raspón. Se ha criado 14 meses en barrica de segundo año, de roble francés de 500 litros. De esta añada se han producido no más de 2.500 botellas.

Sorprende la acidez en un vino de esta zona . Fresco y vivo. Fácil de beber pero complejo. Llama la atención la intensidad y franqueza de sus aromas

El sueño de Bruno es también una novela de Iris Murdoch.

Sierra de Salamanca:

Finca Durmiente: blanco con 14 meses de barrica con sus lías. Variedad, rufete blanco. Único vino elaborado con esta variedad. Delicado y floral, la acidez justa, el posgusto largo. Fantástico.

Finca el Encanto: envejecido en barricas de roble francés por lo menos durante dos inviernos. Variedad, rufete.
Elegante, floral, frutal, con un tacto agradable y posgusto de especias. Ligero pero con una gran presencia de boca.

Los nombres de estos vinos están inspirados en los cuentos  el flautista de Hamelin y  la bella durmiente.

La cualidad que une a todos estos vinos es la de no  dejar indiferente. Mientras nos contaban el porque de los distintos vinos en las distintas zonas, de los nombres, de las diferentes uvas, nos iban enamorando más y más los vinos y más y más nos encantaban. La calidad intrínseca que atesoraban, los delicados perfumes, el tacto de seda, el recuerdo de los sentidos. Sobre todo el recuerdo, la sensación de probar algo delicado y potente, inidentificable por nuevo pero con notas clásicas, sorprendente. Mi sensación era esa, sorpresa de encontrar algo nuevo, de que un sabor en la lengua pueda provocar sentimientos tan parecidos a la felicidad y al deseo. Pruebas muchos vinos que te dejan indiferente o que realmente están buenos, y hablas sobre ellos y crees que ya sabes lo suficiente, e incluso tienes la presunción de poder añadir  algo y escribes sobre ello. Un día, un líquido amarillo o rojo en una copa te deja sin habla y te hace soñar.

Cual fue mi sensación cuando acabé de beber esos vinos. Levedad. Me sentí libre de prejuicios, de ideas preconcebidas. Había perdido todos mis conocimientos. He probado algo nuevo.

Terroarista