Eiffel y Real Bodega La Concha

 ¿Hay alguien en el mundo que no sepa quien es Gustave Eiffel?, pues sí señores, el mismísimo, el de la Tour Eiffel. Y el de la estructura interior de la Estatua de La Libertad. 

Nos vamos a Jérez, y nos encontramos bodegas que son auténticas joyas, seguían la premisa del escritor y viajero británico Richard Ford: ” para el mejor vino, la mejor casa” y ahí surgen las bodegas-catedrales, se llaman así por su parecido a templos relogiosos en cuanto a a ltura, dimensiones…

Las bodegas-catedrales de Jérez llamaban la atención en su época por su altura, técnicas y materiales, trascendían de lo puramente funcional, además de las necesidad técnicas se intenta conseguir la excelencia mediante la magnificencia y la belleza. Como veís, no es un fenómeno nuevo, hoy nos encontramos con bodegas como la ya comentada de Portia y Foster, y muchas más que irán alimentando y haciendo crecer esta sección, que se ajustan al concepto de bodega-catedral, en el sentido de grandes obras. De hecho en muchas provincias, como Alava, las obras más emblemáticas de lás últimas décadas, incluso el último siglo corresponde a grandes obras de grandes arquitectos que son bodegas (Marqués de Riscal y Frank Ghery, Ysios y Calatrava).

Empezamos esta sección con una actual, ahora retrocedemos en el tiempo y nos encontramos la Real Bodega La Concha, de Gonzalez-Byass, obra del creador de la Torre más famosa el mundo, sí, de Gustave Eiffel.

Bodega La Concha de Gonzalez Byass en Jerez

Ya entonces era un signo de distinción que tu bodega la diseñara un arquitecto, en este caso ingeniero, famoso. Diseñada  por el famoso ingeniero francés Gustav Eiffel, con un concepto de arquitectura original y revolucionaria para su época, fue inaugurada en 1862 con motivo de la visita de su Majestad la Reina Isabel II de España a las bodegas de González Byass. Su estructura carece de soporte central ya que el peso de la cúpula de hierro se sustenta mediante nervios de hierro apoyados en el muro circundante, que le da su forma de concha. Tiene forma semicircular y la estructura metálica característica de Eiffel, y de las antiguas estaciones de tren, donde se requierían amplios espacios diáfanos y se usaba este tipo de estructura.

En su interior alberga un total de 214 botas.

Las bodegas de González Byass son las más visitadas de Europa. También se conocen como Bodegas Tío Pepe por ser su vino más conocido. La visita, absolutamente turística, incluye  Paseo por Viña en tren, Ruta del Brandy, Tonelería, Alambiques, Ruta del vino, Película Multivisión, Los alegres ratoncillos de Jerez, Degustación de Vinos y Tienda Tio Pepe.

Hasta aquí la parte romántica, la realidad según la arquitecto María José Yravedra, en su trabajo Arquitectura y cultura del vino, es que el autor de dicho edificio es el desconocido ingeniero Joseph Coogan y no solo eso, sino que tampoco se inaguró en 1862 con la visita de la reina Isabel II, sino que fue construida y montada por una fundición de hierro sevillana, “Portilla & White” entre 1868 y 1870. Nos gusta más la parte romántica.

Colaboradora 2