Dinastía VIVANCO

Rafael Vivanco

Rafael Vivanco es ingeniero agrónomo, master en dirección y gestión de empresas por una universidad de prestigio anglosajona, enólogo por la universidad de  Burdeos, director técnico de las bodegas Dinastía Vivanco y uno de los herederos de este imperio riojano. Trabajó y vinificó en Francia y todo lo aprendido a lo larga de los años tanto en el seno de la familia de amplia tradición riojana como en el extranjero lo aplica en la elaboración de sus vinos.

Rafael fue el encargado de hablarnos de su familia y de su trabajo en la bodega.

Las bodegas Dinastía Vivanco descansa en tres pilares:

La fundación: creada con el fin de investigar y difundir las prácticas de viticultura y enología, así como el riquísimo legado histórico y cultural que el vino ha generado a lo largo de tantos siglos.

El museo: ofrece un paseo por la historia y la cultura del vino, producto éste asociado a la mitología y la religión, con fuerte presencia social . Recoge objetos cotidianos, de culto, de elaboración, todos relacionados con el vino.

La bodega: enclavada en Briones, en la Rioja Alta, es donde se elaboran los vinos que nos fueron presentados.

La familia posee 300 hectáreas casi todas en los municipios de Briones y Haro, en las estribaciones de la Sierra de Cantabria y a orillas del río Duero. De clima atlántico, casi todos los pagos son de cepas viejas de baja producción.

Los vinos:

La filosofía es sencilla: si estamos radicados en una de las mejores áreas para el cultivo de la vid, si disponemos de variedades autóctonas de gran calidad, si tenemos  terruños capaces de manifestar la esencia de esta tierra, si hemos adquirido el conocimiento necesario para desarrollar toda la capacidad de expresión de las uvas procedentes de estas parcelas y conocemos y podemos usar las últimas tecnologías de vinificación respetando al máximo la originalidad de nuestro viñedo, porque no utilizar  todos estos recursos para intentar obtener vinos singulares de gran calidad.

Siguiendo este sencillo principio de utilizar todos los recursos disponibles para la obtención de la máxima calidad el resultado lo encontramos en el vino.

BLANCO 

Viura 60%, malvasía 20%, tempranillo blanco 20%: vino joven criado con sus lías para conseguir longevidad y complejidad. Vino fresco, de acidez perfecta y buen paso de boca.

DINASTIA VIVANCO

Crianza 2008: 100% tempranillo. Fermantado en pequeños tinos de roble francés recibe una crianza de 16 meses en barrica, 40 % francés y 60% americano. Un mínimo de 6 meses en botella acaba de redondearlo. Expresivo, con buen paso de boca, frutal, persistente, vino agradable y fresco, fácil de beber.

COLECCION VIVANCO

Son los vinos de alta gama de la bodega, elaborados con las variedades tradicionales de la Rioja y de parcelas muy escogidas, de rendimientos bajísimos y respetando al máximo las particularidades de cada uva.

Colección Vivanco 4 variedades 2009 : 70% tempranillo, 15% graciano, 10% garnacha y 5% mazuelo. Producción 5639 botellas.
Vino de la finca “el Cantillo”. Vendimia a mano de cada variedad atendiendo a  su momento óptimo de maduración en cajas de 10 kg.  Doble selección y vinificación de las cuatro variedades por separado. Maceración en frío y fermentación en tinos de madera. Maloláctica en barrica nueva de roble francés. Cada variedad permanece en las barricas con sus lías y se realizan batonajes periódicos durante 20 meses. Antes de embotellar se realiza la cuvée de los vinos sin filtrar ni clarificar, por lo tendrá precipitaciones.
Vino complejo y aromático, elegante, con aromas frutales y especiados equilibrados y de calidad. En boca es sútil pero intenso, con una rica acidez que lo hace fresco y equilibra el conjunto, agradable, con taninos dulces, fruta fresca roja y negra, especiado, mineral. De un posgusto largo nos habla de la tierra y de los que la habitan y la entienden.
Es un vino fantástico. Al margen de las calificaciones y de los concursos representa como ningún vino que haya bebido de Rioja el rigor de la crianza clásica con el respeto a la variedad y su expresión frutal mas moderna. Está en el inubicable punto de comprender el pasado mirando al futuro. Si este vino representa una zona y un modo de trabajar se pueden sentir muy orgullosos sus habitantes.

Colección Vivanco parcelas de garnacha 2008: producción 2169 botellas.
Vino de dos parcelas. La vinificación es parecida a la anterior y para todos los vinos, así que no lo voy a escribir. Crianza en barricas de 500 litros de roble americano y francés 75 % nuevo y el resto de 1º año para preservar al máximo el carácter frutal del vino. Batonaje los 4 primeros meses y se embotella sin filtrar ni clarificar. Muy aromático, destaca la frescura de su fruta. En boca es intenso, con buena estructura, fruta roja y negra muy fresca bien equilibrada por una acidez que recuerda a la frambuesa y que invita a beber. Posgusto largo y mineral. Los taninos son dulces pero denotan una gran potencia.

Colección Vivanco parcelas de mazuelo 2010: uvas procedentes de dos parcelas y es una rareza ya que esta variedad no se vinifica nunca sola.
Vinificado con el mismo cuidado que los demás y con una crianza de 14 meses en barricas de roble francés nuevas. Batonajes periódicos los 4 primeros meses. Embotellado sin filtrar ni clarificar.
Muy compleja aromáticamente, despliega aromas a fruta negra, moras y ciruelas, finas hierbas, tostados de la barrica, hierbas aromáticas y un destacado apoyo mineral. En boca presenta una estructura media y una gran acidez que hace fresco la fruta un poco más pesada como la ciruela, con unos taninos sedosos y un final elegante y sorprendente de tinta china y tiza. Persistencia media, necesita botella para desplegar todas sus cualidades.

Colección Vivanco parcelas de maturana tinta 2009: producción 1622 botellas.
Variedad casi extinta que se trata de recuperar y  que todavía esta en fase de experimentación o por lo menos se está tratando de saber cual es su verdadero potencial. Vinificación y crianza de 14 meses en barrica de roble francés nuevo con batonajes periódicos los 4 primeros meses.
Vino mas difícil de entender. Potente y complejo tanto en nariz como en boca, fruta negra y especias en especial pimienta y clavo, presenta un fondo vegetal que recuerda la hierba fresca. Esta variedad tiene piracina, que en uvas no maduras nos recuerda el pimiento verde, pero bien maduras dan un fondo vegetal de hierba fresca. Diría que es una variedad con un grandísimo potencial de envejecimiento.

Colección Vivanco 4 varietales dulce de invierno: 50% tempranillo, 20% graciano, 20% garnacha y 10% mazuelo.producción 2023 botellas de 37.5 cl.
Vendimia tardía con uvas atacadas con botriris cinerea y pasificadas en la propia viña, es el primer vino dulce elaborado con esta técnica en la Rioja.
Vada variedad se vendimia por separado, el mosto fermenta durante más de un mes en barricas nuevas de roble y tiene una posterior crianza de 12 meses en barrica nueva. Se realiza la cuvée de los vinos y se afina por lo menos un año en botella.
Aromas complejos y agradables, muy intensos, de orejones, membrillo, mermelada de naranja, flores y cacao. En boca es dulce, glicérico, amplio, sedoso, con una rica acidez que lo hace fresco y fácil de beber. Una agradable sorpresa.

Colección Vivando parcelas de graciano 2007: producción 3614 botellas.
Vinificado y criado en barricas nuevas de roble francés durante 18 meses, se embotella sin filtrar ni clarificar.
La variedad graciano es una variedad difícil de cultivar. Un tanto rústica si no se vendimia muy madura en su punto despliega aromas de pimienta, goma, violetas, frutos secos y bosque húmedo, un aroma verde de sotobosque con rocío. Una gran estructura tánica, con cuerpo, fruta negra y chocolate y final bastante persistente con un amargor final un poco vegetal.

Tratar de definir que es un gran vino es una tarea compleja ya que intervienen muchos factores. Lo más que nos podemos aproximar es diciendo que es lo que un gran vino debe tener:

  • Debe tener una entrada intensa pero elegante, ser capaz de dar sensaciones en todo la boca, tanto táctiles como gustativa, y que estas sean placenteras y de calidad.
  • Debe tener una acidez capaz de equilibrar todas estas percepciones, hacerlas aparecer en su orden.
  • El posgusto a de ser largo, evocador.
  • El vino sirve para transmitir emociones y los grandes vinos lo consiguen.

Los vinos de Dinastia Vivanco poseen la extraña capacidad de emocionar

Terroarista

  • Si quieres ver me1s bgeaods Riojanas, pe1sate por el Barrio de La Estacif3n en Haro y no dejes de ver: Lf3pez de Heredia -que te ensef1en el cementerio de botellas-, Roda: me1s moderna, Muga y CVNE.