El vino en el bar

Hay múltiples y variadas razones por las que se sirven vinos que no están en perfectas condiciones de consumo en bares y restaurantes, especialmente en bares, pero la principal es sin duda que los clientes se lo beben sin ningún espíritu crítico.

Sin olvidar que siempre se debe exigir en relación con lo que se está pagando, hay ciertas reglas que no debería olvidar.

La principal razón de la existencia de este blog era satisfacer la pregunta, un poco exagerada pero tampoco falsa: ¿todos los vinos que se sirven el las barras de los bares están malos  o no en perfectas condiciones ?.

Por supuesto hay buenos profesionales que intentan  hacer las cosas bien,  de hecho las hacen, pero no estoy seguro de que sean la mayoría.

Como deberían ser las cosas en un bar de vinos:

  • Un bar de vinos tendría que tener una carta corta de vinos por copas y cambiar la carta periódicamente. Debería ofrecer vinos acorde con la temporada, más vinos blancos en verano, cava y champagne en navidad, vinos jóvenes de maceración carbónica en primavera…
  • Las copas deberían ser de calidad y adecuadas para el tipo de vino que se esté tomando.
  • El vino debería servirse siempre a la temperatura de consumo, pedimos una copa que va a ser consumida en ese mismo momento. Para ello es necesario tener máquinas refrigeradoras y armarios acondicionados.
  • La oferta gastronómica, pinchos y tapas, debería ir en consonancia con la oferta de vinos.

Una carta corta o no muy amplia ayuda a que haya una buena rotación de los vinos. Desconfíe de los bares que tengan muchos vinos abiertos  a temperatura ambiente. No sabe cuando se abrió y seguro que está caliente.

Hay dos últimas cosas que habría que reseñar aquí, se corresponden con dos malos hábitos que los hosteleros deberían cambiar:

  1. El de rellenar las botellas, aunque sean de la misma marca. Si una de las botellas lleva mucho tiempo abierta implica que el vino está oxidado. El vino es capaz de absorber mucho oxígeno en poco tiempo. Al mezclar una botella con un vino oxidado con otra recién abierta, no estamos mejorando el 1º , sino empeorando el 2º.
  2. No todos los establecimientos, de hecho bastante pocos, tienen almacenes acondicionados para guardar en condiciones óptimas de temperatura y humedad el vino. Si el vino se vende en un corto peroódo de tiempo no hay problema, pero todos los vinos que no estén guardados en cavas o protegidos de los cambios de temperatura sin duda evolucionan mas rápido o incluso se estropean.

La mejor forma de conseguir que esto no ocurra es devolver el vino cuando creamos que no está en perfectas condiciones. Esto sin duda ayudara a que hagamos mejor las cosas. Sí, yo pertenezco a esos que no lo hacen del todo bien y que deben seguir mejorando.

Terroarista

  • Me viene a la mente un conocido bar de tapas cerca de la Catedral, en el que tienes al menos una docena de vinos abiertos en la estantería, calientes como la salsa de sus bravas, y es una pena, ya que no son malos vinos, pero no podrían estar en peores condiciones de guarda.

    • En el ettsicro sentido marxiano, aplicado al fraude contra Gallo, creo que pinot noir se convierte en un emblema de valor fetichista, por degradadamente inofensivo que se haya vuelto el fetiche. M. Sent from my iPhone

  • Buen vino, algo inferior que el Camins del Priorat, pero en todo caso, una buena entrada a los vinos de la zona.